dissabte, 4 d’abril de 2009

INVESTIGACIÓ D'UNA TRAMA DE CORRUPCIÓ

L'Ajuntament de Barcelona haurà d'entregar al jutjat que investiga la presumpta trama de corrupció en què està implicat l'inspector municipal Manuel Martínez Martínez l'expedient disciplinari que se li ha obert, així com la investigació interna que des de l'octubre s'està desenvolupant contra ell, i les actes administratives en què hagi participat. El funcionari ara empresonat va estar destinat fins dimarts passat, quan va ser detingut pels Mossos a la seu del districte de l'Eixample. L'imputat va ser traslladat el 2001 a aquest destí des de Ciutat Vella per una sèrie d'anomalies que, segons fonts municipals, estarien prescrites.
Fonts jurídiques van recordar ahir el reglament del 1993 sobre el procediment per a l'exercici de la potestat sancionadora de les administracions públiques. L'article set d'aquesta normativa estableix que si durant el procés sancionador l'Administració considera que els fets poden ser constitutius de delicte ha de comunicar-ho a la fiscalia i en aquest cas a la jutge. Així mateix, aquest mateix article relata que l'Administració ha de paralitzar el seu expedient si els fets que s'intenten aclarir són els mateixos que en el procés judicial. En el cas de l'inspector municipal empresonat, l'ajuntament hauria de suspendre, de moment, l'expedient sancionador i, a la vegada, comunicar al jutjat les dades de què disposi fins ara si considera que es podria haver comès un delicte.

Llegir article

divendres, 3 d’abril de 2009

Signatura Manifest online

A la Barceloneta ens neguem a ser un barri turístic

* Després de saber que en els darrers quatre mesos s'han concedit 55 llicències d'apartaments turístics, malgrat que l'Ajuntament s'havia compromès a perseguir-los, i no a fomentar-los. Són 55 habitatges menys.

* Després de conèixer la possibilitat que s'eliminin els aparcaments del barri sense que hi hagi cap alternativa per aparcar, i de saber que es transformaran molts carrers, sense que els veïns poguem decidir quins ni com, malgrat que el Districte s'havia compromès a fer un barri per a i amb els veïns.

*Després d'assabentar-nos que no s'ha canviat res del pla dels ascensors, que segueix vigent, sobrevolant el barri i els seus veïns amb menys ingressos com un voltor carronyer; que no hi ha cap paper, cap acord formal per a canviar el pla, malgrat que la regidora ha anunciat a bombo i plateret que modificaria el pla i que fins s'esforçaria per anul·lar-lo.

* Després de saber que 1.220.000 euros de la Llei de barris es destinaran al Taller Barceloneta i als seus programes de participació; sabent que el que ells anomenen "participació" és només una consulta als veïns per quedar bé; mentre prometen fer un barri a mida dels veïns i buscar solució als problemes socials i d'habitatge que hi ha en un barri popular que lluita per continuar sent-ho.

* Després de constatar que perquè la Llei de barris beneficiï realment els veïns i veïnes, haurem de tornar escarrassar-nos-hi; perquè 740.000 euros de la Llei de barris es dedicaran a construir l'Esplai de mar, amb una empresa privada que ho gestionarà i en traurà beneficis; malgrat que s'havien compromès a invertir en benefici del veí i no del lliure mercat: inversió pública i benefici privat.

* Després de veure com l'Ajuntament ha donat el vist-i-plau a la pujada de tarifes del Club Natació Atlètic Barceloneta, tot i haver proclamat que el que volen és ajudar la gent gran i els jubilats.

* Després de veure dia rere dia com veïns de tota la vida, o que van venir i van decidir quedar-se, han de marxar perquè l'especulació els fa fora del barri i l'Ajuntament no fa res per regular els preus; tot i les promeses en temps d'eleccions de protegir el veí i de garantir el dret a l'habitatge.

* Després de comprovar un cop més que els veïns no comptem si no som rentables econòmicament i veure com s'inverteix més en equipaments per al turisme (Hotel Vela, Bus Turístic) que en solucionar els problemes del barri; després d'adonar-nos, cada cop que es rescindeix un contracte de lloguer, o quan l'Ajuntament negocia amb el Port (Hotel Vela i Nova Bocana), que no pot ser que els pobres visquem davant del mar...

* Després de tot això, tornem a tenir clar que si no ens volen sentir, ens farem escoltar; que si no ens volen davant del mar, ens n'hauran de treure a la força; que si intenten fer-nos enfrontar entre nosaltres (tot dient que és el veí el que especula, i oblidant que és l'Ajuntament el que ha de regular), ens unirem i deixarem clar que la Barceloneta no és un barri turístic, sinó un barri popular, i que seguirà sent-ho.

Per tot això, exigim:

> L'anul·lació definitiva del “pla dels ascensors”.

> El tancament de tots els apartaments turístics, que no es concedeixi cap més llicència, i la conversió d'aquests pisos en habitatges de lloguer social.

> Que no s'eliminin places d'aparcament si abans no hi ha una alternativa clara sobre on aparcar a preu popular dins del barri, així com un compromís que no es concediran més terrasses de bar en carrers peatonalitzats.

> Regular els preus dels habitatges, sobretot els de lloguer.

> Rebaixar les quotes del CNAB (sobretot per als jubilats), i compromís que cap equipament públic tindrà gestió i beneficis privats..

> Que s'inverteixin els diners de la Llei de barris en solucionar els problemes d’especulació existents (construcció d'habitatge de lloguer social i adquisició d'edificis amb la mateixa finalitat per a les persones que viuen al barri actualment), i els problemes socials (sostre per als sense-sostre, construcció d'una escola-bressol, ajuda a les famílies a l'atur...)

> Frenar l’especulació al barri i protegir els veïns amb mesures i compromisos reals i no només amb bones paraules.


Pots adherir-te a aquest manifest amb la teva firma.

dijous, 2 d’abril de 2009

At home I feel like a tourist

Andy Robinson | 17/08/2008 - 18:55 horas
Barcelona y Manhattan tienen algo en común en estos momentos , concretamente que, mientras una avalancha de turistas se enamoran de la ciudad de sus sueños, quienes viven en su respectiva ciudad de ladrillo y asfalto empiezan a sentir aquello de la canción del conjunto de punk cerebral The Gang of Four : "At home I feel like a tourist".

En Manhattan se amplía cada vez más el circuito de compras y bistros faux desde Prada a Pastis, tal y como ustedes vieron en aquel capitulo de Sex and the city. Ya higienizada y pacífica , olvidados los viejos tiempos de atracos , crack y American Gangster, es la ciudad mas querida del mundo, y aun más ahora que el euro vale 1,4 dólares y puedes comprar dos pares de zapatos Jimmy Choo por menos de 200 euros. Y barceloneses como nadie. Ayer vi en un restaurante japonés cerca de Penn Station cuatro chicas catalanas que preparaban su recorrido de compras desde Macy´s hasta la nueva Apple store en un estado de excitación.

Lógico, bajando Bleeker Street con un monedero lleno de euros uno se siente de verdad en el land of brave and free con el poder adquisitivo de una Sarah Jessica Parker. Y es más, Nueva York, en parte por su pasado más arriesgado, menos fácilmente empaquetado por la industria de turismo y marketing temático, es la ciudad en la que todos proyectamos nuestras fantasías. Hal Rothman , el elocuente sociólogo de la Universidad de Nevada que murió el año pasado, decia que Las Vegas es la ciudad turistica y posmoderna por antonomasia porque "es la ciudad que tú quieres que sea". Pero Nueva York seduce mucho más porque, sin simulacros de Venecia o la Roma de Caligula, es la Nueva York que tus fantasías quieren que sea.

Es Frank Sinatra, ol blue eyes a sueldo de la mafia, o Robert De Niro, el psicopata guapo, ahora dueño del Tribeca Grill; es Fifty Cent aunque jamás bajes en su barrio de Jamaica cuando vienes en el Air Tren desde JFK. Es la ciudad arriesgada de Mean Streets y bohemias andróginas de un submundo warholiano, disfrutada ya sin miedos.

Para los neoyorquinos, sin embargo, crecen los recelos ante la invasión de turistas alucinados y forrados de euros. "Hasta residentes que se consideran cosmopolitas e internacionalistas" - explicaba el New york Times hace una semana- "confiesan sentir envidia, -por no decir nada de los instintos territoriales- al ver extranjeros tratando a su ciudad como si fuera un hipermercado Wal Mart especializado en lo guay",. "Manhattan ya es un cadáver; solo gusta a los turistas", dijo Eric Darton autor de Una ciudad libre.

Lo más probable es que esos mismos turistas barcelonesas que vi en frenesí de compras, -una vez de vuelta en su propia ciduad- sentirán los mismos recelos que los native new yorkers, ante la invasión de turistas de low cost y hi cost en las Ramblas y Parc Güell. No hay sondeos que yo conozca, pero Barcelona debe de ser la segunda ciudad mas querida del planeta. Es casi imposible hablar de Barcelona en Nueva York sin que tu interlocutor ponga cara de recién enamorado, la sonrisa enigmática, la mirada perdida.

David Denby, crítico del New Yorker debió de poner esa cara cuando escribió su última crítica sobre la nueva película de Woody Allen "Vicky Cristina Barcelona". Denby califica Barcelona como "ciudad magnífica" haciéndose eco al mismo Allen que se confesó enamorado de Barcelona (y seducido por Oviedo, la otra ciduad que prtoaginza su filme).

Pero yo me pregunto ¿de qué ciudad están enamorados? Quizás, como en el caso de Nueva York, es la Barcelona de sus fantasías proyectada paradójicamente sobre la ciudad real que, como diría Enrique Vila-Matas, es cada vez más una creación temática, una gaudilandia, tan consciente de sí misma que pierde su identidad. Allen, ya harto de la realidad decepcionante de la ciudad que escenificó sus obras maestras Annie Hall y Manhattan, ha transferido sus viejas obsesiones a una ciudad que se reduce a las imágenes de un folleto turístico: besos delante del lagarto del Parc Guell, discusiones crispadas ante La pedrera, comprando pájaros en las Ramblas. Denby, atontado por su fantasía barcelonesa, llega a escribir: "La película está ambientada entre artistas en una especia de bohemia de restaurante y estudio lo que aun es un estilo de vida posible en Barcelona, quizás".

O sea que, cuando se trata de Barcelona y Manhattan, "en casa nos sentimos como turistas" pero en la otra ciudad de nuestras fantasías nos sentimos auténticos.

Aportació de V.E.I

dimecres, 1 d’abril de 2009

REUNIÓN DE LA AA.VV L'ÒSTIA Y LA PADB CON UN TÉCNICO SOBRE LA LEY DE BARRIOS

La Barceloneta, 21/02/2009

Se ha pedido a un técnico que asista a la reunión para aclarar algunos aspectos sobre las posibilidades y limitaciones de la Ley de Barrios.


TÉCNICO.- Antes de empezar con vuestro turno de preguntas, sería conveniente aclarar algunos puntos de la Ley de Barrios. En primer lugar, la Ley de Barrios es un fondo económico para subvencionar proyectos integrales, pero la ley no sustituye las leyes, reglamentos, ordenanzas etc. generales. En segundo lugar, la Ley de Barrios no financia aquellas actuaciones en las que el ayuntamiento pueda recuperar la inversión. Sin embargo, la Ley de Barrios no impide la concesión administrativa a la gestión privada de determinados servicios o espacios. . El Taller Barceloneta no implica recuperación de inversión. Desconozco como se gestionará l’Eplai del Mar y si el ayuntamiento recuperará la inversión, si fuera sí podría contradecir la Ley de Barrios.

Respecto a vuestras reivindicaciones de la pasarela para el acceso de disminuidos/as a la playa, he de deciros que en muchos de los proyectos de la Ley de Barrios se contemplan equipamientos para la ciudad. Otra cosa es que pidáis unos precios menores para el vecindario en el caso de algunos servicios básicos, reivindicación que podéis plantear.

Tenéis que tener en cuenta que partimos de una base, el proyecto de barrios de la Barceloneta está aprobado y los espacios donde se va a intervenir están determinados. Por lo tanto, muchas de vuestras reivindicaciones no serán posibles de atender con la Ley de Barrios (lo que no significa que no puedan atenderse por otros medios). No obstante, son modificables algunas actuaciones del proyecto -siempre que se aprueben, claro está-. Lo que no se puede modificar es el proyecto entero, puesto que ya ha sido aprobado.


-L'ÒSTIA Y PADB: Ahora nos gustaría tratar el tema de la urbanización de las calles transversales. Encontramos cierta polémica en el hecho de que con estas medidas no podremos aparcar nuestros vehículos en la calle.

TÉCNICO.- A nivel técnico hay varias posibilidades. Si la vía es muy estrecha, lo lógico es eliminar coches (es intolerable que las personas tengan dificultades para pasar por las aceras). En el caso de que la vía tuviera suficiente anchura se puede aumentar el espacio de las aceras, soterrando la mayoría de servicios públicos (por ejemplo, agua, teléfono, luz, etc) que todavía están en el exterior. Mi opinión personal sobre el aparcamiento es muy radical: si tú tienes vehículo, tú puedes pagarte un aparcamiento, y si no, que no se tenga coche (siempre ha sido un lujo, y todavía más en estos tiempos).


-L'ÒSTIA Y PADB: Sí, todo eso está muy bien, pero si se peatonalizan todas las calles y las alternativas para aparcar son demasiado caras para nuestros bolsillos, ¿dónde aparcaremos?

TÉCNICO.- Se pueden habilitar nuevos espacios públicos en el exterior, aunque en La Barceloneta creo que es un poco difícil encontrar espacios libres. Otra alternativa es maximizar el uso de los aparcamientos subterráneos existentes por ejemplo pudiendo ser sólo utilizados por gente del barrio a partir de determinadas horas. U ofrecer precios más baratos para aparcar por las noches para la gente del barrio, y quien quiera aparcar todo el día que pague precios de mercado.

Aunque yo pienso que, antes de empezar a hablar de soluciones, deberíais comprobar cuántos vehículos censados hay en el barrio, cuántas plazas libres quedan en los aparcamientos subterráneos del Paseo Nacional, Mercado y Hospital, y qué espacios quedan después de haber ensanchado la acera en algunas vías. Y si no existiera espacio en La Barceloneta, después de haber comprobado todos estos datos, se puede plantear utilizar espacios fuera del barrio.

El concepto de aparcamiento disuasorio también queda planteado en el proyecto de Barrios, pero no se especifica más. Habrá que esperar al 24 de Febrero para que se presente el plan de movilidad de Ciutat Vella y salgan reflejados dónde estarán estos lugares. Este concepto es parecido al facilitar aparcamiento en las estaciones de trenes para que los/as usuarios/as sólo utilicen el coche hasta la estación (pudiéndose utilizar estos aparcamientos para liberar calles dentro del barrio o pueblo, en todo caso).


- L'ÒSTIA Y PADB: Nos gustaría que nos aclarases el término "calles con prioridad invertida" y expliques cómo piensa combatir la Ley de Barrios la aparición de terrazas en las calles peatonales.

TÉCNICO.- Una calle con prioridad invertida es aquélla en la que se da prioridad al/la peatón y se pacifica el tráfico de vehículos -por ejemplo, utilizando bandas para frenar la velocidad, eliminando las aceras y haciendo una plataforma única, o pasando por esas calles sólo si eres residente/a-, pero la circulación no se elimina del todo, al contrario que en las calles peatonales.

Respecto al peligro de la proliferación de terrazas en las vías peatonales, sólo puedo deciros que se tienen que cumplir las ordenanzas municipales y conseguir los permisos, no pueden ponerse porque sí. Y sí que es cierto, en términos generales, que existe una relación entre vías peatonales y aumento de la actividad comercial en ese tipo de calles.. Sin embargo, existen alternativas para fomentar uno u otro tipo de actividad.. Por ejemplo en el centro histórico de Mataró se ha prohibido la apertura de más entidades financieras, inmobiliarias o locutorios en plantas bajas. La conversión de viviendas en planta baja en comercios se puede limitar también. Pero hay que recordar que la Ley de Barrios no regula los usos, y que este tipo de medidas dependen de las normativas municipales.


- L'ÒSTIA Y PADB: ¿El tema del Colegio Mediterrània cómo va?

TÉCNICO.- Desconozco el proyecto. Con la Ley de Barrios no se pueden financiar guarderías ni escuelas.. La Generalitat tiene otras líneas para financiarlos como el Plan de Equipamientos Educativos. Tendríais que comprobar que el colegio esté incluido en el plan.


-L'ÒSTIA Y PADB: Cambiando de tema, ¿querrías explicarnos en qué consiste la rehabilitación de los elementos colectivos de los edificios planteada en la Ley de Barrios?

TÉCNICO.- Tal como constan en el proyecto son ayudas para instalar ascensores, rehabilitar fachadas o instalaciones comunes.. Eso sí, las condiciones para recibir estas ayudas tienen que especificarse todavía en la ordenanza correspondiente. En la ordenanza se detallarán las condiciones para recibir las ayudas, por ejemplo se podria establecer si las personas mayores o con ingresos bajos tienen una subvención mayor, o si hay que estar empadronado en el barrio, etc.. Las ordenanzas también pueden fijar los parámetros para evitar los fraudes, como limitar el derecho de venta del edificio rehabilitado en cinco años, por ejemplo. En rehabilitación, lo habitual es sumar las ayudas a la rehabilitació de la Ley de Barrios con las del plan de rehabilitación de la Generalitat, pero habrá que esperar a la ordenanza correspondiente para ver a qué se dedican estos recursos.


-L'ÒSTIA Y PADB: ¿Qué se puede hacer en contra de los apartamentos turísticos con la Ley de Barrios en la mano?

TÉCNICO.- Con la Ley de Barrios poco. Se puede plantear recibir ayudas a la rehabilitación sólo si se destina la vivienda a uso residencial, como ejemplo. También se puede pactar no aumentar el alquiler si recibes ayudas para rehabilitar el edificio. O incluso condicionar la percepción de ayudas a la rehabilitación a incluir al edificio en una Bolsa pública de alquiler, si se trata de viviendas vacias. Pero lo que la Ley de Barrios no puede evitar es que el/la propietario/a no quiera renovar el contrato al llegar a los cinco años, eso corresponde a la LAU., o pase de recibir ayudas y así no asumir compromisos.


-L'ÒSTIA Y PADB: ¿Qué pasa si sólo hay contratos de 11 meses y a 1300 euros?

TÉCNICO.- La LAU regula los contratos de alquiler. Sólo se permiten contratos inferiores a 1 año + prorrogas hasta los 5 en la vivienda de uso temporal y en La Barceloneta hablamos de viviendas principales. Lo que si puede establecer la ordenanza que regule las ayudas a la rehabilitación del proyecto de barrios es exigir los contratos de alquiler y denegar las ayudas sin no son contratos legales.

dimarts, 31 de març de 2009

La Eurocámara contra el ladrillo feroz

“Cuanto más cerca está el poder del objeto de decisión, más corruptelas”, decía hace unos días Antonio Orejudo a cuenta de los chanchullos medioambientales de la Junta de Andalucía en el Cabo de Gata. No creo ni mucho menos que la norma sea aplicable en todos los casos, pero sin duda en algunos la regla Orejudo funciona. Han tenido que ser los políticos más lejanos, los del Parlamento Europeo, los que denuncien por tercera vez los horrores del urbanismo salvaje en España.

El contundente informe aprobado ayer por la Eurocámara describe un escenario de corrupción generalizada y señala a “todas las administraciones, central, autonómicas y locales” como “responsables de haber puesto en marcha un modelo de desarrollo insostenible” de gravísimas consecuencias. Incluso duda de la capacidad de los tribunales españoles para poner freno a una situación que sólo se ha frenado con la crisis, pero cuyas consecuencias, como cicatrices de ladrillo sobre nuestra costa, siguen ahí.

El Parlamento Europeo arrancó este informe como consecuencia de las denuncias de decenas de ciudadanos europeos afectados por los efectos indeseables del ladrillazo. Entre ellos, muchos británicos y alemanes que compraron una spanish villa para después descubrir que estaba levantada en un terreno rústico. También cuestiona la legalidad de la perversa figura del “agente urbanizador“, ese invento valenciano que permite urbanizar a empresas privadas con contactos políticos incluso si los propietarios del terreno no lo desean.

En los años dorados del ladrillo, los agentes urbanizadores se convirtieron en la quintaesencia del pelotazo, pues ya ni siquiera era necesario tener suelo para especular con las urbanizaciones: bastaba con dinero, buenos abogados y contactos políticos para presentar un plan urbanístico sobre una zona y a continuación expropiar a los dueños del terreno, obligados por ley a vender por cuatro duros. Entre los textos más esclarecedores sobre cómo funciona este mecanismo en Valencia, os recomiendo especialmente la lectura de esta denuncia que presentó hace años en Europa el abogado José Crespo, una de las víctimas de estos abusos.

El informe aprobado por la Eurocámara “insta al Gobierno español a realizar un debate público (…) que permita tomar medidas legislativas contra la especulación y el desarrollo insostenible” e incluso pide a la Comisión que retire los fondos de ayuda europeos a España hasta que no tome medidas al respecto. No se hagan ilusiones, nada va a cambiar tampoco esta vez. La respuesta de los eurodiputados del PSOE y PP ha sido mirar hacia otro lado. Unos han votado que no, otros se han abstenido. Todos seguirán como si tal cosa.

Publicat a Escolar.net

dilluns, 30 de març de 2009

"Un urbanismo de carambola"

El Orfeó Catalá paga por un edificio público en una calle para hacer un hotel en otra

El futuro hotel junto al Palau de la Música nacerá gracias a una carambola propia del mejor juga­dor de billar. La operación consis­te en una permuta de suelo de equipamiento del Orfeó Catalá por otro urbanizable de la Genera­litat. El Orfeó —que gestiona el Pa­lau de la Música— comprará por 3,6 millones de euros la califica­ción de "uso residencial" con que está etiquetada la finca de la calle de la Ciutat, número 1. Ahí la Ge­neralitat tiene sus servicios jurídi­cos, mientras que el uso de "equi­pamiento" de los edificios donde se alzará el hotel vuela a la plaza de Sant Jaume. Y la diferencia de metros cuadrados que hay entre los edificios pasará al Ayunta­miento para pisos sociales.

La Asociación de Vecinos del Casc Antic y Barcelona Vella rechaza la operación porque considera que es un trato de favor para el Orfeó, que podrá hacer un hotel a costa de suelo público. Aducen que se compra el derecho a construir pisos en un edificio de la Generalitat que nadie pensaba convertir en viviendas para hacer un hotel donde no se podía. El Consistorio dice que todo es correcto. De hecho, se hacen no pocas permutas urbanísticas aunque la mayoría de ellas están ligadas a promotores inmobiliarios. La constructora de Núñez y Navarro ha logrado varias, igual que ocurrió en la operación de la clínica Quirón, sujeta todavía al pronunciamiento de los tribunales. Hasta el propio Consistorio ha llegado a comprar aire —literalmente— para evitar que se pudieran edificar remontas sobre edificios catalogados.

El proyecto de elevar un hotel junto al Palau de la Música, al estilo de las grandes óperas europeas, nació con la compra del Orfeó de tres edificios del colegio La Salle a cambio de mejorar sus instalaciones. El plan ha estado envuelto en la polémica desde que el Orfeó lo encargó al arquitecto óscar Tusquets porque, para empezar, suponía el derribo de dos fincas, la 13B y la 15 de Sant Pere més Alt. La primera de ellas es un edificio modernista de Millas, situado en la esquina de Sant Pere més Alt con Amadeu Vives.

La comisión de Patrimonio de la Generalitat rechazó la demolición de las dos fincas catalogadas y ordenó conservar las fachadas y la alineación de la calle. "Es una ocasión histórica perdida", lamentó Tusquets en un desencantado manifiesto. Ahora diseña un nuevo proyecto de dimensiones más reducidas. Y esa modificación ha sido el único consuelo para parte del barrio, que está fracturado en dos: unos no quieren ni oír hablar del hotel (presentaron 3.500 firmas en contra) por estar la zona saturada de turismo. Los comerciantes, en cambio, lo defienden. El distrito de Ciutat Vella impulsó un proceso de participación que nunca entró a discutir el hotel, sino que se adecuara al entorno "y no al revés", matizan fuentes del distrito. Por ejemplo, que el aparcamiento fuera más pequeño para limitar el tráfico.

Patrimonio de la Generalitat bendijo el cambio de usos de las fincas, paso indispensable para construir el hotel. Para ello, es necesaria una modificación del Plan General Metropolitano. Y ahí nace la carambola. Los 3.900 metros cuadrados de suelo de equipamiento de Sant Pere més Alt —del Orfeó— se desplazan al número 1 de la calle de la Ciutat. Y los 5.000 metros cuadrados de ese edificio con clave urbanizable —que acogen dependencias de la Generahtat y un banco, que ahora se mudará— "vuelan" a Sant Pere més Alt. Esa operación se plasmó en un convenio firmado entre el Orfeó y la Generalitat en 2006 y el precio fijado por la compra de esa edificabilidad fue de 3,6 millones de euros, una cantidad que, según la Generalitat, espera cobrar cuando la permuta sea efectiva. Otras fuentes conocedoras de la operación señalan que ese pago, en realidad, no se realizará porque la Generalitat entrará en el patronato de la Fundació de I'Orfeó. Este diario no ha logrado conocer la versión del Orfeó Catalá.

Publicat en el País

diumenge, 29 de març de 2009

Fotos manifestació








La manifestació del barri en la premsa: El Punt, Emporda info, ACN

Centenares de vecinos se manifiestan en La Barceloneta contra la especulación


A pesar de la lluvia, más de 300 vecinos hemos salido hoy a la calle para reclamar la anulación del plan de los ascensores, medidas para frenar la especulación y que La Barceloneta continue siendo un barrio popular y no el barrio turísitco que el Ayuntamiento está impulsando

Debido al mal tiempo, la avv l'òstia ha recibido diversas llamadas de vecinos que anunciaban que no irían a la manifestación. A pesar de todo, la manifestación contra la especulación y para que la Barceloneta no se convierta en un barrio turístico ha tenido lugar.

Centenares de vecinos han acudido a la cita, la cual se ha mostrado intergenracional, agrupando desde jóvenes hasta personas de más edad.
Cazuela en mano, los vecinos se han manifestado desde la plaça de La Barceloneta hasta la plaça Sant Jaume, coreando "de la Barceloneta no nos moverán", "hereu dimissió", "La Barceloneta no está en venta", y diversos lemas que también se refleaban en las múltiples pancartas como "La Barceloneta és un barri popular, i no un lloc per especular", "pla dels ascensors, anul·lació", "prou barracons, col·legi ja!"....

El recorrido desde plaça de La Barceloneta, hasta Pla de Palau, Via Laietana, y Plaça sant Jaume, ha resultado muy sonorom, al llegar a plaça sant Jaume, se ha leído un manifiesto con las siguientes reivindicaciones:

L'anul·lació definitiva del "pla dels ascensors"

El tancament de tots els apartaments turístics, que no es concedeixi cap més llicència, i la conversió d'aquests pisos en habitatges de lloguer social.

Que no s'eliminin places d'aparcament si abans no hi ha una alternativa clara sobre o­n aparcar a preu popular dins del barri, així com un compromís que no es concediran més terrasses de bar en carrers peatonalitzats.

Regular els preus dels habitatges, sobretot els de lloguer.

Rebaixar les quotes del CNAB (sobretot per als jubilats), i compromís que cap equipament públic tindrà gestió i beneficis privats.

Que s'inverteixin els diners de la Llei de barris en solucionar els problemes d'especulació existents (construcció d'habitatge de lloguer social i adquisició d'edificis amb la mateixa finalitat per a les persones que viuen al barri actualment), i els problemes socials (sostre per als sense-sostre, construcció d'una escola-bressol, ajuda a les famílies a l'atur...)

Frenar l'especulació al barri i protegir els veïns amb mesures i compromisos reals i no només amb bones paraules.


fotos: http://picasaweb.google.com/bcntafotomaton

La manifestació en la premsa