dissabte, 16 d’octubre de 2010

BARCELONA, CIUDAD

José María Sanz, LOQUILLO

UNA CRÓNICA URBANA DE ROCK EN TIEMPOS REVUELTOS (2010)

3ª Parte

Callejeando por Barcelona aprendo dónde se puede vacilar y dónde te pueden romper la cara.

Pateamos las Ramblas buscando algo que nunca encontramos.

La cosa es estar.

Las Ramblas sigue sumando, ahora son los exiliados chilenos, argentinos y uruguayos, que cada vez en mayor número pasan a formar parte del paisaje urbano; la solidaridad reina entre ellos y nosotros descubrimos la realidad latinoamericana marcada por la dictadura militar de turno.

Los anarquistas disfrutan lanzando tomates a las puertas del Gran Teatro del Liceo y provocando a los burgueses, que con sus mejores galas asisten al ritual de la ópera.

El café que da frente al teatro es lugar de paso obligatorio, siempre hay una nube de humo sobrevolando por encima de los habituales.

Yo no me acabo de fiar, demasiados tipos sonriéndome, y es que no se cortan un pelo, me pongo rojo y al mismo tiempo me cabreo, pero termino por sonreír, el núcleo duro del movimiento gay, con Ocaña al frente, se cita en el Café de la ópera, nosotros no.

La esquina Pelayo-Ramblas es nuestro Check Point Charlie: junto a la salida del metro de plaza Cataluña, lo que facilita las cosas, esa misma salida conecta a su vez con la Avenida de la Luz.

La Avenida de la Luz fue la primera galería comercial de Barcelona, inaugurada en 1940, treinta años después se ha convertido en un bulevar subterráneo de tiendas en decadencia donde puede pasarte de todo, su acceso se confunde con el que conecta con la línea de ferrocarriles que atraviesa el Tibidabo.

La sensación es de entrar en otra realidad, un Shangai-La urbano.

La Avenida de la Luz es un desierto metropolitano de dos mil metros cuadrados con vida propia, un mundo de neones y columnas jónicas coronadas por un vetusto cine de programa doble que transmite una soledad inquietante. Los chaperos convierten el cine y sus aledaños en lugar de encuentro.

Para nosotros es un lugar perfecto.

Entre distribuidores de máquinas de coser y telares se esconde una tienda dedicada al cine donde se encuentran carteles, afiches, material de coleccionista y una variada selección de fotos de actores de todos los tiempos; colecciono pequeñas postales de época autografiadas de mis iconos femeninos, es lo mejor que puedo hacer mientras el resto espera en la calle sentado en la barandilla de la esquina buscando problemas. Justo enfrente una cafetería da la cobertura de cervezas suficiente, o también puedes bajar las escaleras que conducen a Georgia, donde Emilio, el pincha, siempre tiene a punto una sesión de r’n’r que compartimos con los marines norteamericanos y las chicas que los acompañan. (…)

Article aportat per VEI

divendres, 15 d’octubre de 2010

Escrit de l'AAVV l'Òstia i de la PADB (octubre 2010)

Este septiembre, cómo no, ha tenido como protagonista a la fiesta mayor, y dentro de ella, el pregón, el homenaje a Emilia Llorca y el concurso de batucadas son hechos a destacar. Cada uno por una cuestión diferente.
Pero más que describir en detalle cada uno de estos actos, hace falta reflexionar como barrio y actuar frente a la siguiente situación: este septiembre la calle Pescadors ha sido la única decorada, la única que ha hecho fiesta toda la semana. La fiesta mayor es importante no sólo por la diversión, sino porque nos permite estar en la calle, encontrarnos, fortalecer el tejido social que se va rompiendo por la presión de la industria del turismo... Es de vital importancia para el barrio importante cuidar la fiesta mayor, hacer que crezca y no sólo mantener lo ya existente. La comisión de fiestas de la calle Pescadors siempre ha dicho que en la fiesta el protagonista es el vecino, y no puede ser de otra manera. Pero si el vecino deja de hacer fiesta, de generarla, ¿quién la hará para y por nosotros? Un año más, animamos a vecinos individuales, de una misma calle, entidades a que se animen a fortalecer la fiesta mayor. El ayuntamiento cada año pone trabas a los que hacemos la fiesta desde abajo, pero estamos acostumbrados a sortear los obstáculos que nos ponen cuando se trata de hacer cosas por y para el barrio. Y hay una cosa más muy importante que no hemos de olvidar: construir, hacer fiesta mayor es divertido.
Y ya que la calle Pescadors ha sido la única que ha estado ocho días de fiesta, no puede dejar de daros las gracias a todos esos vecinos y vecinas que durante esta semana y durante todo el año apoyáis y venís a la calle.
No puede faltar aquí el agradecimiento de la avv l'òstia, la plataforma y la comisión a todas aquellas personas que colaboraron desinteresadamente (que fueron todas) en el homenaje a Emilia Llorca, fue un día duro, pero a la vez entrañable y bonito ver cómo tanta gente vino al acto y participó.

Por último, recordaros que continuamos reclamando el edificio del siglo XX para el barrio, que sea un espacio en el que los vecinos decidamos cómo funciona y en qué se tiene que convertir. Tampoco tenemos que olvidar que se está redactando el nuevo plan urbanístico para La Barceloneta, el futuro de nuestro barrio, en definitiva. La avv l'òstia y la plataforma en defensa de la Barceloneta estamos exigiendo al ayuntamiento que se forme una comisión de seguimiento de la redacción del plan. Es decir, que hay un grupo de personas formado por vecinos, entidades y técnicos independientes que controlen y participen en la redacción del plan, ya que somos aquellos que vivimos en el barrio los que tenemos que decidir cómo ha de modificarse nuestro barrio.

Dónde encontrarnos: cada martes a las 20 en la calle Pescadors con el calor, la asamblea sale a la calle...asamblea de la PADB y la avv l'òstia. Y los martes y jueves de 18 a 21 en Pescadors 49.
pdefensabarceloneta@yahoo.es avlostia@hotmail.com
labarcelonetaambelaiguaalcoll.blogspot.com/
facebook: La Barceloneta, una repla virtual

dijous, 14 d’octubre de 2010

COMUNICAT DE LA FAVB i LA XARXA VEÏNAL ARRAN DE LA TRAMA DE CORRUPCIÓ AL DISTRICTE DE CIUTAT VELLA


Davant les darreres informacions concernents a l'existència d'una trama de corrupció i extorsió al Districte de Ciutat Vella que implicaria consellers i alts càrrecs municipals i que seria responsable de les amenaces a la ex-regidora Itziar Gonzàlez; la FAVB (Federació d'Associació de Veïns i Veïnes de Barcelona) i la Xarxa de Ciutat Vella, espai de coordinació de les entitats veïnals del districte volem manifestar:


El nostre rebuig i indignació per aquest nou afer que se suma al del cas Palau i mina encara més la confiança entre la ciutadania i la classe política. Recordem que va ser el moviment veïnal qui des de fa anys va iniciar la tasca de denúncia de les irregularitats que es donaven al Districte oposant-nos a la construcció de l'Hotel del Palau i a l'aprovació irregular de llicències per a la creació de pisos turístics i establiments hotelers.


L'absolut recolzament a la ex-regidora i el seu equip tècnic i polític i el nostre més alt reconeixement per la seva tasca en defensa dels interessos dels veïns i veïnes del barri. Considerem que Itziar Gonzàlez ha estat el primer i únic alt càrrec públic municipal que s'ha implicat a fons en la lluita contra la corrupció al Districte, ha escoltat sempre la veu del veïnat i ha adoptat mesures concretes per posar-hi fi, a resultes de les quals el seu equip ha rebut amenaces de mort, sabotatges i un possible robatori.


Denunciem el canvi de rumb que el Districte ha empès arran de la dimissió d'Itziar Gonzàlez i la seva substitució primer per Carles Martí i posteriorment per Assumpta Escarp. Aquest canvi ha comportat la separació del càrrec d'una consellera de confiança d'Itziar i el progressiu desmantellament de l'equip tècnic anterior. Considerem una burla a la ciutadania que aquelles persones que s'han destacat en la defensa dels interessos del veïnat, siguin avui separades del seu càrrec, mentre es mantenen en els seus lloc consellers i alts càrrecs imputats que apareixen com a sospitosos d'haver participat en trames corruptes.


Exigim doncs als poders municipals l'aplicació de mesures contundents a fi de destapar la trama de corrupció del Districte de Ciutat Vella i l'elaboració d'un protocol de bones pràctiques que faci impossible la seva repetició. Exigim alhora l'obertura d'una investigació independent i imparcial, oberta a la participació de les entitats veïnals, les quals han de tenir accés al sumari judicial, en tant han estat les primeres que han denunciat l'existència de trames corruptes al Districte. Finalment, exigim també que aquesta investigació no es tanqui en fals, tal i com ha succeït en la Comissió d'investigació de l'Hotel del Palau de la Música.


Considerem que la corrupció és un afer transversal que afecta a la credibilitat de les institucions democràtiques i no ha de ser objecte de confrontació partidista. Demanem doncs responsabilitat pública als grups municipals i que no converteixen aquest afer en una pugna pre-electoral. En aquest sentit, mostrem la nostra decepció per com va transcórrer el Plenari del Districte d'ahir 7 d'octubre, on l'actuació dels partits semblava més condicionada per les properes eleccions que per la voluntat de fixar mesures i procediments que serveixin per desterrar la lacra de la corrupció municipal de l'Ajuntament de Barcelona.


Des de la FAVB i la Xarxa Veïnal fem una crida a la ciutadania, les entitats de Ciutat Vella per continuar la tasca de denúncia de la corrupció i la reivindicació de transparència en l'actuació dels poders públics a fi que la seva activitat respongui a l'interès públic i no a l'enriquiment privat. En aquest sentit, continuarem la nostra tasca de denuncia en els diferents fronts. En el cas el govern de Districte no mostri una voluntat clara d'iniciar un gir en la seva actuació, la FAVB i la Xarxa Veïnal iniciarà una campanya de mobilització ciutadana fins aconseguir l'expulsió de polítics i tècnics corruptes de l'Ajuntament de Barcelona.


8 d'octubre de 2010

dilluns, 11 d’octubre de 2010

diumenge, 10 d’octubre de 2010

BARCELONA, CIUDAD

José María Sanz, LOQUILLO

UNA CRÓNICA URBANA DE ROCK EN TIEMPOS REVUELTOS (2010)
2ª Parte


Rambleando con el Kaki por la Barcelona más canalla todo puede suceder. A la salida del Abra nos pasamos por el Saint Germain o por el Texas, en la plaza Real, donde alternamos con lo mejor de cada casa, aquí todo el mundo vende algo y todos somos estrellas.

Lo más pintoresco se encuentra en el drugstore Liceo, junto al teatro del mismo nombre; todos los personajes de las canciones de Lou Reed o de los madrileños Burning residen en este bulevar de almas perdidas: travestis, putas, macarras, delincuentes, chaperos, toman posesión del local a ciertas horas de la noche, lo hacen suyo.

En su tienda de discos pasamos las horas muertas y disfrutamos del paisaje, y además siempre puedes pillar algo de chocolate al Delegue, ex falangista y homosexual que hace de los bancos situados frente al drugstore su base de operaciones.

Esto son las Ramblas, amigo.
Barcelona es la envidia del país.


A ella viajan los que quieren sentirse más cerca de Europa: artistas, cineastas, músicos, feministas y homosexuales, todos juntos crean un lenguaje propio, aquel que tiene que ver con la libertad individual. Las Ramblas lo es todo, se aprende en cada esquina, tienes la sensación de que todo está por inventar.

Descubrir esa Barcelona se convierte en una inyección de adrenalina para mí, eterno adolescente con aspiraciones.


La sala Tabú sigue programando: en los meses siguientes pasan todas las bandas barcelonesas del momento.

El Kaki se convierte en el chico para todo, empapela la ciudad con carteles de la sala y me suelta unos duros por ayudarle, lo justo para pillar un taxi de vuelta a casa cuando el metro ya ha dejado de funcionar.

Pero la alegría dura poco, tras el concierto de la Banda Trapera del Río con striptease de Flowers en el escenario incluido, el dueño cierra Tabú como sala de conciertos y todo vuelve a la normalidad, las chicas a lo suyo y nosotros a lo nuestro.


Se organizan reuniones en el edificio donde el Kaki trabaja rascando y pintando paredes, a espaldas del inquilino; escuchamos con admiración los discos de Johnny Hallyday que no se venden en España.

El Kaki sigue con su lucrativo negocio de discos de importación, viaja a Andorra o Perpiñán para traer las últimas novedades en un servicio puerta a puerta; las más de las veces soy yo quien termina pintando paredes, mientras él negocia el precio con los incautos que se trasladan hasta su lugar de trabajo en una peregrinación sin rumbo definido para adquirir las últimas novedades; en cuanto a mí: pintar paredes es lo que había hecho mi padre al volver de los campos de concentración después de la guerra, me digo. (…)

Article aportat per VEI