dissabte, 17 de juliol de 2010

HOTELES, SÍ; PESCADORES, NO

LA VANGUARDIA, 23/02/2010
(POR A. ROBINSON)

El gigantesco maremoto que mató a 250.000 personas en el sudeste asiático, en diciembre del 2004, creó oportunidades para multinacionales del turismo en la costa de Sri Lanka. Antes del tsunami, los hoteleros habían instado al gobierno local para que desplazara a las comunidades de pescadores que vivían desde hacía miles de años en las playas. "Las cabañas estropean las vistas y el olor a pescado repugna a los clientes", se quejó un hotelero. Hasta se intentó prender fuego a las aldeas pescadoras. Pero las comunidades pesqueras aguantaron. "El tsunami consiguió lo que el fuego no pudo", escribe Klein. Treinta y cinco mil personas, el 80% pescadores, murieron y las aldeas fueron barridas.


¿Cuál fue la respuesta de las autoridades? Una nueva ley para proteger a la población ante nuevos tsunamis que prohíbe la construcción de viviendas cerca de la costa. Miles de pescadores y sus familias fueron trasladados al interior y alojados en barracones prefabricados, explica Naomi Klein.

Pero se hizo una excepción para el turismo. Según el promotor hotelero Jasanan Prayawardene, citado en Lamkanewspapers.com, gracias a los permisos para construir y al fin de la guerra civil se construirán "cuatro hoteles de siete estrellas en las playas de la zona (...) en colaboración con un operador internacional de hoteles de alto standing". Sri Lanka se convierte en "una rivera de turismo de lujo al estilo de Bali", advierte Naomi Klein. Así mismo, en las pequeñas islas indias de Maldivas, el tsunami barrió las comunidades de pescadores creando islas vacías que fueron compradas por grupos como Four Seasons y Hilton. Construyeron villas con spa y mayordomo oriental, a 5.000 dólares la noche.


El huracán Mitch, que devastó Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador en 1998 -con un balance de más de 10.000 muertos y dos millones de damnificados- facilitó la privatización de las telecomunicaciones, de la electricidad, del transporte aéreo y de otras industrias. Fue promovido por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial que, en Nicaragua, condicionaron sus créditos de 150 millones de dólares para la reconstrucción a la privatización. Entre las empresas beneficiadas estaban Telmex, Unión Fenosa y Digicel, del empresario de telecomunicaciones irlandés Denis O'Brien, que ya operaba la telefonía móvil en El Salvador y Honduras. Ahora O'Brien es uno de los protagonistas de la reconstrucción en Haití.

El huracán Katrina que, en el año 2005, inundó la ciudad de Nueva Orleans y arrasó la costa de Luisiana y del Misisipi dejando un balance de casi 2.000 muertos, generó oportunidades de negocio para empresas de construcción y de infraestructuras como Halliburton, Bechtel, Fluor, CH2M Hill y Parsons, así como la de servicios de seguridad militar Blackwater, todas clientes del Pentágono. Se aprovechó también el desastre para privatizar la enseñanza en Nueva Orleans.
Article aportat per VEI

dijous, 15 de juliol de 2010

La fiestecita del Mellow Beach Club

Hola,

Soy una vecina del barrio y hoy he leído vuestro Boletín de 3 de julio de 2010. Os felicito por vuestra labor.

He visto que hablábais del Mellow Beach Club. No tenía ni idea de que era una local de lujo, y os escribo porque supongo que ya sabréis que esta semana (la madrugada del miércoles, creo) ese local dio una fiesta. Yo lo sé, no porque estuviera invitada, sino por otra razón que os explico.

Yo vivo en el edificio justo enfrente del Paseo Marítimo, en Almirante Cervera (el que está al final, a unos 2 kms aprox. del hotel). Pues bien, la madrugada del miércoles, a eso de las 12:30 aprox., empecé a oir ruido de música que venía de la playa.

A medida que pasaba la noche, el volúmen subía y a eso de la 1:30 de la madrugada empezó un ruido infernal de música "bumba-bumba", que resonaba en las paredes de mi casa. Primero, pensé que sería algún coche que estaría aparcado con la música a toda marcha, pero como pasada media hora no paraba de sonar, decidí subir la persiana para ver si conseguía averiguar de dónde demonios venía ese ruido.

En la playa no había gente de fiesta y fue entonces cuando ví que debajo del hotel habían unas luces de muchos colores que se movían sin parar y que la música venía de allí. Si con la persiana bajada el ruido era insorportable, no os podéis imaginar es escándalo que había en mi habitación con la persiana levantada.

Total, que llamé a la Urbana y les expliqué. El agente que me atendió, podía oir el ruido ¡por el teléfono! O sea, un desastre. Pero, si os cuento todo este rollo, es porque, para mi sorpresa, el agente me dijo que sí, que "efectivamente el ruido venía de allí, porque había una fiesta, pero no podían hacer nada, porque LA FIESTA ESTABA AUTORIZADA POR EL AYUNTAMIENTO DEL DISTRITO y que se acaba a las 3 de la mañana, que si no paraban a partir de esa hora, ellos actuarían".

Bueno, me quedé de piedra. Me parece increíble que el Ayuntamiento autorice ese tipo de eventos al aire libre, en días laborables. Saben perfectamente que una fiesta equivale a ruido, música y jaleo. Una falta de respeto para el barrio y sus habitantes, que si esto continúa tendremos que sufrir las consecuencias de un montón de pijos que se divierten cuando otros necesitamos descansar.

Sé que al menos otra persona del edificio llamó esa noche a la Urbana para quejarse y lo cierto es que a partir de las 3 en punto, el ruido paró. No sé si hubieron más quejas. Francamente, espero que sí.

Os doy esta información por si os sirve para hacer presión, o por si lo queréis publicar en vuestro próximo boletín e invitar a la gente que sufra de esas molestias sonoras (si es que se repite de nuevo el asunto) a que llame la Urbana sin tregua. Si esto hubiese sucedido en fin de semana, me aguantaría, pero en día laborable me parece del todo inaceptable.

Cualquier cosa, podéis contactarme.

Gracias y saludos,

Lola

dimecres, 14 de juliol de 2010

La Rimaia ha estat desallotjada

Concentració avui 14 de juliol a les 20:30 h. davant els Tres Tombs de Sant Antoni

[Actualització 14 de juliol 12:15h]. L'Accent.cat informa de càrregues de mossos d'esquadra contra les persones concentrades al davant. El total de persones detingudes pujaria a 10.

[Actualització 14 juliol, 11:30 h]: La Haine Barcelona, que està fent un seguiment al minut, informa de vuit detencions entre les persones solidàries concentrades.

Ara mateix continua el desallotjament de La Rimaia a Gran Vía 550. Es demana suport!! CONCENTRACIÓ AL CARRER ARA MATEIX - GRAN VIA, 550 METRO URGELL

Després de patir un desallotjament el 2 de febrer al c/Casanova 17, avui, 14 de juliol, altra vegada ha vingut la brigada dels mossos d'esquadra a treure'ns de Gran Vía 550. Després de mesos de treball per rehabilitar l’espai abandonat per la saga Guerrero Gilabert – coneguts per nombroses denúncies d'assetjament immobiliari, per estar dins el procés judicial del cas Pretòria i per controlar Gaesco, líders en la inversió bursàtil - els mercenaris del capital han actuat i ens han fet fora d'un edifici del barri i pel barri.

Un cop més el poder polític s'ha posat al costat dels especuladors, dels lladres del nostre temps i de les nostres vides. Un cop més no han servit de res les reivindicacions veïnals (l'Associació de Veïns i Veïnes de l'Esquerra de l'Eixample va exposar a davant de la regidora del districte Assumpta Escarp una moratòria de llicències hoteleres i que la Universitat Lliure La Rimaia no fos desallotjada de la seva seu a gran via 550). Un cop més els mossos d'esquadra han entrat de matinada sense seguir el procés que la via civil comporta. Un cop més qui mana en aquesta ciutat prefereix estar al costat dels rics, dels que volen fer hotels, dels que destrossen els espais de relació al barri, dels que només pensen amb la lògica del mercat .

Ells tenen dret a especular i nosaltres no tenim dret a l'habitatge ni als espais alternatius d'acció social fora del circ ridícul i infame de l'ajuntament de Barcelona.

Nosaltres treballem per a recuperar els espais buits i omplir-los de pensament, de reflexió i d'acció per aturar el seu projecte; el projecte de treure'ns dels nostres barris, dels nostres espais de trobada, i posar-hi aquesta ciutat-aparador pels turistes i pels lobbies empresarials. Com veieu, qualsevol espai popular suposa una amenaça al “model Barcelona”, al parc turístic en que es vol convertir la ciutat, on el dret a especular passa per sobre dels drets col.lectius i de les iniciatives populars. Volen reprimir-nos i recloure’ns a les perifèries, als llocs allunyats de la vista pública. Volen amagar-nos i fer-nos còmplices del seu gran negoci empresarial. Encara no han entès que aquest és un esforç inútil.

La Universitat Lliure La Rimaia és un projecte popular i autogestionat lliure d’interessos econòmics. A La Rimaia s'hi fan desenes d'activitats i allotja nombrosos col·lectius i entitats. És tracta d'un espai de trobada, de formació, de reflexió i d'acció entorn altres maneres de veure el món, que obre una escletxa dins un model cada cop més alienant i individualista; un sistema cada cop més podrit, al cap i a la fi. La Rimaia allotja l'única biblioteca popular del barri, una cooperativa d'aliments, aules de formació, un espai d'informàtica amb internet disponibles per a tothom i múltiples espais polivalents oberts a totes les veïnes. Un indret per la trobada i la transformació social, per fer-nos més fortes i més lliures.

La Rimaia planta batalla. Continua i no aflaca. No podran desallotjar la cultura popular!

Publicat Enfocant

FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y SUELDOS CONGELADOS

(POR GUSTAVO VIDAL MANZANARES, jurista y escritor)

MAYO 2010

En 1956, Dolores Medio escribió “Funcionario público”, novela desgarrada donde se narran las penurias de Pablo Marín, funcionario atado a un sueldo mísero que malvivía en un cuartucho junto a su mujer.

Tras las décadas siguientes de desarrollo, la figura del empleado público casi indigente, trasunto del cesante novelón galdosiano, fue poco a poco hundiéndose en el olvido.

Pero en los últimos días, la cloaca política y mediática neoliberal ha babeado de placer ante los ecos de una posible congelación salarial a los funcionarios. Sin embargo, nada sería más injusto que pasar la factura de la crisis a este colectivo. Así, en los momentos de hervor económico y ladrillazo, un encofrador podía duplicar el sueldo de un Técnico Superior de la Administración, y para conseguir que un albañil viniera a casa había, poco menos, que apuntarse en una lista de espera y cruzar los dedos.

Mientras los funcionarios perdían poder adquisitivo y realizaban malabarismos contables con el sueldo, miles de paletos de eructo, puti club y caspa montaban una constructora y juntaban billetes de quinientos euros como cromos. Legiones de jóvenes abandonaban los estudios y dejaban sus libros escolares criando polvo mientras se pavoneaban en coches refulgentes… ¿los funcionarios? Unos “pringaos”, hombre, unos “pringaos”… ¿para qué estudiar?, ¿para qué invertir?, ¿para qué innovar?...

“España va bien”.

Y mientras tantos celebraban sus ganancias entre cubatas, risas, rayas de coca y “España va bien”, miles de hombres y mujeres habían inmolado sus mejores años junto a una taza de café cargado, un flexo y un temario de oposiciones. Con los codos clavados en una mesa, viendo la vida pasar a través del claroscuro de un ventanal, a la espera del momento crucial y terrible de los exámenes.

Pues bien, ahora resulta que, según los neoliberales, los efectos de aquellos excesos han de pagarlos los “privilegiados funcionarios”, precisamente el colectivo que apenas se benefició del auge económico y que, por supuesto, no provocó la crisis. Según ese planteamiento no pidamos cuenta a las entidades bancarias que prestaron dinero sin las debidas garantías. No pensemos que las ganancias obscenas de la especulación acabaron en paraísos fiscales. No indaguemos en ayuntamientos y comunidades que dilapidaron millones encargando obras absurdas que enriquecieron a empresarios. No, no… todo esto que lo paguen los funcionarios.

Sí, los funcionarios, aquellos “pringaos” durante los años del falso esplendor económico. Sí, el juez que sacrificó como poco cinco años en una oposición terrorífica (aparte de los cinco de carrera) para ganar menos que muchos fontaneros. Sí, los miles de opositores que hubieron de recurrir al Lexatín, el policía que se juega la vida por mil quinientos euros mensuales, el auxiliar que no gana más de novecientos… ¡resulta que estos han de pagar la crisis y son unos “privilegiados”!

Article aportat per VEI


dilluns, 12 de juliol de 2010

Petita crònica d'un matí brillant

Aquest matí del dissabte 10 de juliol alguns hem participat en la convocatòria "GRAN HOTEL BARCELONA. Un itinerari per les històries ocultes dels hotels més devastadors de Ciutat Vella" i tenim ganes de dir-vos-en quatre coses.
Turistes enmig de turistes passejant per la ciutat amb perspectiva crítica i documentada, de cara a entendre l'impacte que les explotacions hoteleres tenen sobre l'habitatge, el patrimoni i la diversitat social, comercial i cultural de Ciutat Vella.
L'itinerari s'ha iniciat davant del Palau de la Música i ha continuat cap al carrer de Magdalenes on la lluita veïnal ha impedit la construcció d'un gran hotel, s'ha continuat pels carrers del centre històric amb parada davant del carrer d'en Roca on s'ha fet una exposició sobre el tema dels pisos turístics; Rambla avall fins a arribar al monument de Colom des d'on hem pogut observar un parell de monstres hotelers d'especial rellevància: l'hotel Vela i l'hotel Miramar, fruit un i l'altre de tripijocs i especulacions a gran escala. Després visita als terrenys destinats a l'hotel Drassanes que ara està suspès "fins a nou avís". Finalment visita guiada al davant de l'hotel Barceló un monstre especulatiu de gran volada al bell mig de la Rambla del Raval. Podríem explicar-ho molt, però ja sabeu que sempre partim de la idea de que qui vulgui estar al corrent que miri de participar-hi.
Volem destacar-ne:
  • L'acció magnífica dels organitzadors, gent de diferents associacions i entitats veïnals.
  • La presència i participació activa de gent molt qualificada del món de l'arquitectura i de l'urbanisme, sociologia, antropologia, del món de l'espectacle, etc. que han anat situant la qüestió en els diferents indrets en què ens trobàvem
  • El fet de que s'hagi desenrotllat a la mateixa via pública, en nombrosa comitiva per carrers i places, de manera festiva.
Creiem que aquesta festa d'avui pot estimular una continuïtat en aquest estil. Algú ha començat a donar per altaveu explicacions de coses que havien succeit en diferents llocs per on anàvem passant: podria ser una bona manera de muntar un "turisme local" que ens ajudi a recuperar la memòria de molts fets, accions i situacions que s'han produït en el decurs dels anys i dels segles.
--
CRUÏLLES
És veí qui s'aveïna
http://cruilles.ning.com