dijous, 29 de juliol de 2010

La trama corrupta de Ciutat Vella

XABIER BARRENA / J. G. ALBALAT
BARCELONA

Entre las personas que aparecen en la causa se hallan consejeros de distrito de varios partidos

La trama de corrupción de Ciutat Vella, encabezada por el funcionario municipal Heliodoro Lozano, presuntamente cobró por agilizar la tramitación de un mínimo de 82 licencias de actividad para pisos turísticos, restaurantes y hoteles, según las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona. Sin embargo, la titular de este órgano judicial, la magistrada Elisabet Castelló, y la Fiscalía Anticorrupción están investigando otros expedientes administrativos. Por ahora, han declarado como imputados ante los Mossos, que se encargan de las pesquisas, 25 empresarios y propietarios de viviendas turísticas o de locales de restauración en el centro de Barcelona. Entre las firmas implicadas se hallan desde sociedades constituidas por particulares para la gestión de los pisos hasta algunas de renombre en el sector turístico.

En las diligencias judiciales aparecen como principales imputados el funcionario municipal Heliodoro Lozano, que durante ocho años fue jefe de servicios técnicos en Ciutat Vella y luego fue trasladado a Nou Barrios, el ingeniero industrial Joaquim Quílez y la que fuera asesora jurídica del Ayuntamiento de Barcelona Elena Ariza. Están imputados por una serie de supuestos cohechos (soborno a funcionarios) y Quílez por las presuntas amenazas de las que fue víctima la que fuera concejala del distrito Itziar González.

Un documento hallado de forma casual en el registro del despacho de Quílez (también implicado en el caso Saratoga) es la primera pista importante incluida en el proceso judicial. Es una hoja manuscrita con un listado de direcciones, nombres propios y locales, y ,al lado, cifras en euros que podrían corresponder a deudas o pagos que debían hacer los clientes al ingeniero con motivo de obras o licencias. Al lado de dos direcciones se especifica una cantidad de dinero y, entre paréntesis, otra con el nombre de «Helio». Los investigadores sospechan que es el reparto de una suma de dinero percibida.

CONVERSACIONES / A raíz de las conversaciones de Quílez, que tenía pinchado el teléfono, se llega a la conclusión de que ese tal Helio es Heliodoro Lozano, un funcionario municipal. Los investigadores corroboraron que el ingeniero industrial contactaba con diferentes titulares de apartamentos turísticos y hoteles y se ofrecía a agilizar la tramitación de licencias o evitar inspecciones a cambio de dinero. En algunas de estas conversaciones se hace referencia a varios consejeros de distrito de diferentes partidos políticos. El propietario de una pensión le dijo a Quílez que había pagado 70.000 euros. A Lozano también le intervinieron el teléfono.

Las primeras pesquisas llevaron a la identificación de diferentes apartamentos turísticos y la jueza reclamó al Ayuntamiento de Barcelona los respectivos expedientes. A la vez, los Mossos empezaron a tomar declaración a diferentes propietarios. La madeja empezó a desliarse. Los peritos entregaron los primeros informes y se realizaron entradas y registros en el domicilio del empresario Simón L. N. C. (también fue detenido), en una pensión, y en las viviendas de Lozano en Barcelona y Ventalló. En el ordenador personal del funcionario se descubrió un listado con expedientes de licencias y de empresas. Quílez, según su primera declaración judicial, admitió que pagó a Lozano para agilizar cada expediente entre 3.000 y 5.000 euros. Posteriormente, el 18 de enero pasado, se ratificó y explicó con más detalle cuándo inició su relación con Lozano, que fue encarcelado el 16 de diciembre del 2009 y liberado el pasado 13 de junio.

Los investigadores fueron cerrado el círculo y por los mensajes del móvil del funcionario descubrieron que trnía una «relación laboral y personal» con Ariza, de los servicios jurídicos municipales, ahora suspendida de funciones. La jueza ordenó que se rastrearan sus cuentas.

SOSPECHAS / Los informes de los peritos detectaron una serie de anomalías en algunos expedientes y pusieron en duda la veracidad de determinados certificados del Registro de Empresas y Actividades Turísticas (Reat). De ahí, que la jueza solicitara a la Direcció General de Turisme de la Generalitat datos sobre algunos expedientes.

La Generalitat remitió los expedientes requeridos que encontró. La magistrada los trasladó a un perito nombrado para su examen y a los Mossos, que comenzaron a tomar declaración como imputados a 25 propietarios de apartamentos turísticos, de restaurantes y de un pequeño hotel de Ciutat Vella. Fuentes judiciales explicaron ayer a este diario que todavía está pendiente la entrega en el juzgado de un informe pericial, aunque precisaron que no se descarta que la investigación sea ampliada en un futuro.

article publicat en el diari el Periódico

dimarts, 27 de juliol de 2010

ACTA DE L'ASSEMBLEA DEL 29 DE JUNY

Reunits en les Cotxeres de Sants uns 400 treballadors al costat d'estudiants, pensionistes, desocupats, etc... per a buscar punts en comú que ens permetin posar en pràctica, a nivell de Barcelona, mesures de resistència contra els atacs de la banca i la patronal que estem sofrint la classe treballadora, VAM CONSENSUAR QUE:
● Les mesures d' “ajustament”, la reforma laboral, i la propera reforma de les pensions imposades pel govern de Zapatero són el més gran atac, des del franquisme als drets dels treballadors, pensionistes i altres sectors populars. Mesures que deixen molt clar que el Govern, seguint el guió del FMI, i de la Unió Europea, està decidit que el pes de la “seva” crisi caigui exclusivament sobre les nostres esquenes.
Entre aquestes mesures destaquen:
- Retallades i congelació de salaris i pensions.
- Retallades de despeses socials (llei de dependència, xec-nadó. etc.)
- Pujada d'impostos i tarifes (IVA, gas, etc.)
- Reforma laboral que ataca el pilar dels nostres drets: la negociació col·lectiva. Les empreses podran incomplir condicions pactades en els convenis sense pactar-les amb els treballadors.
Acomiadar treballadors és més fàcil i barat, ja que es redueixen les indemnitzacions i a més a més, es subvencionen els acomiadaments amb fons públics.
● Davant d’aquest panorama, resulta escandalosa l’actuació de les cúpules de CCOO i UGT, que després d'haver donat suport a Zapatero durant tots aquests anys, ara es mostren incapaços de plantar-li cara. En lloc de convocar una vaga general per a tirar endarrera les mesures, deixen que aquestes s'aprovin, i ens parlen d'una hipotètica “vaga general” per a finals de setembre.
Els assistents a l'Assemblea de Sants vam acordar seguir treballant per una vaga general que tingui continuïtat en un pla de lluita i mobilització per a enderrocar la reforma laboral, el pla d'ajustament i la reforma de les pensions. Plantegem una lluita ofensiva pel repartiment del treball i de la riquesa perquè la crisi que la paguin els que la van provocar, la banca, els especuladors i les grans empreses.
Els participants d'aquesta assemblea ACORDEM
► Ens dirigim als treballadors, desocupats, estudiants, pensionistes, etc... per a dir-los que no ens hem de resignar a perdre els nostres drets sense més, que el camí és la lluita.
► Animar la constitució de comitès/assemblees de centres de treball, barris i poblacions per a treballar de manera unitària contra les mesures que ens volen imposar.
► Convocar una segona ASSEMBLEA DE BARCELONA per al 15 de setembre on s'aprovarà, a nivell de Barcelona (comarques) un pla de lluita i mobilització.

CONTACTE : comiteconveni@gmail.com

dilluns, 26 de juliol de 2010

CUANDO EL BANCO SE QUEDA LA CASA Y LA DEUDA SIGUE VIVA

LA VANGUARDIA, 18/12/2009


(POR JAUME V. AROCA)

Uno de los problemas más angustiantes que han de resolver muchas familias cuando han perdido sus empleos es cómo hacer frente al pago de la vivienda. Muchas personas, explican en Càritas, tratan de salvar su patrimonio dedicando la integridad de sus limitados ingresos al pago de las mensualidades mientras buscan apoyo para conseguir alimentos, bien en la red pública o en las redes privadas que prestan ayuda.
Pero es una situación que a la larga resulta insostenible y cuando llegan a este punto proponen al banco la entrega de la vivienda. Lo que ocurre es que mientras en otros países, por ejemplo Estados Unidos, la devolución de la propiedad liquida definitivamente la deuda, en España, no sucede así.
Los cuatro abogados voluntarios que colaboran con la asesoría jurídica de Càritas llevan tiempo viendo casos como estos. Cada vez más, explica Alicia Pujol, una empleada del bufete Amat que dedica algunas horas laborales de la semana a colaborar en este servicio.
"El primer paso que exigen los bancos para devolver la vivienda es una nueva tasación que, por norma general, viene a costar no menos de 3000 euros. Es absurdo cuando uno no tiene ni para pagar la hipoteca". En cualquier caso, esa nueva tasación tiene generalmente como resultado una reducción del precio del inmueble, de modo que el banco, que ha dado la hipoteca por un valor muy superior, se queda con la vivienda pero le exige al deudor que liquide la diferencia más todos los intereses de la hipoteca. "Lógicamente, nadie acepta este trato", explica Alicia Pujol.
A los extranjeros les queda la opción de desaparecer del país. Sin embargo, esa vía entraña sus riesgos porque la compra de deuda es hoy un negocio global y, por lo tanto, puede ocurrir que, de regreso a sus países, alguien llegue a su puerta para cobrar lo que dejaron sin pagar en España.
A los residentes no les queda más que apretar los dientes y aguantar. Llegados a este punto se plantean alquilar las habitaciones del piso para que ayuden a pagar la hipoteca. "Pero ahí empiezan otros problemas mucho peores -explica Alicia- porque hay gente que ha metido dentro de su casa y en sus vidas a verdaderos enemigos, gente que no paga, o se comporta mal y contra los que la policía no puede actuar si no es con una orden judicial". Lo que parecía un remedio se convierte en una pesadilla. "Este problema es cada vez más común", explica Alicia.
El director de Càritas se preguntaba ayer: "Hemos rescatado a los bancos, ¿pero quién rescata a los clientes?".

Article aportat per VEI