dissabte, 14 de febrer de 2009

El preu de la vivenda caurà més d'un 20% a finals del 2009

La borsa de vivendes sense vendre arribarà al milió i mig d'unitats durant aquest any, segons preveu la societat taxadora Tinsa. La firma assegura que l'actual crisi econòmica va fer que els pisos sense vendre fossin de 930.000 a finals de l'any passat.

Així mateix, Tinsa augura que el preu de la vivenda caurà més d'un 20% a finals del 2009, amb un descens sostingut d'entre 1 i 1,4 punts percentuals al mes.

En roda de premsa per presentar l'índex de mercats immobiliaris espanyols (Imie) del mes de gener, el director general de la taxadora, Luis Leirado, ha assenyalat que aquest any ja ha començat amb un descens dels preus del 10,1%.

Descens de dos dígits

Es tracta de la primera caiguda de dos dígits registrada fins ara, que a més és 1,3 punts percentuals superior a l'experimentat al final del 2008, que va ser del 8,8%.

La raó d'aquests descensos és la caiguda de la compravenda de vivendes, que també ha provocat l'acumulació de 930.000 pisos en estoc a finals de l'any passat.

Publicat en el Periódico

divendres, 13 de febrer de 2009

Acción contra el mal estado del transporte público en La Barceloneta

Mañana sábado, a las 11.00, en la calle Almirall Cervera, la associació de Veïns de l'òstia y la plataforma en defensa de La Barceloneta emprenderán acciones de protesta para reclamar una marquesina, la regulación de las paradas de autobús, y contra la llegada a La Barceloneta del bus turístic.

Tras cuatro años de reclamar la colación de una marquesina en la parada de autobús de la c/almirall Cervera y la regulación de las paradas en beneficio de las personas mayores, el Ayuntamiento no sólo ha incumplido su promesa de hace tres años de acceder a estas exigencias vecinales, sino que ha aprobado la llegada del bus turístic a La Barceloneta.

La priorización de un transporte dedicado exclusivamente al turismo -bus turístic- frente a la negativa de realizar mejoras muy en el transporte público del barrio para evitar molestias a los vecinos -sobre todo a la gente mayor-, ha obligado a los vecinos de la Barceloneta a pasar de la petición por escrito a la protesta en la calle. Desde hace cuatro años se ha desoído la petición de instalar una marquesina en una parada muy usada por las personas mayores que van al Hospital del Mar, hace tres, el anterior Regidor carles Martí, junto con la consellera de barri Paca Quiñonero, visitaron el lugar y prometieron la reclamada marqeusina y la regulación de las paradas. A día de hoy, ambas cosas son inexistentes,

La Barceloneta se ha convertido en uno de los barrios más castigados por la especulación y el turismo masivo de los últimos años, frente a esta situación, la plataforma en defensa de la Barceloneta y la avv l'òstia han emprendido diversas acciones de protesta, recogidas de firmas, procesos participativos autoorganizadas, y han reclamado continuamente a la administración medidas sociales y compromisos para evitar la expulsión de vecinos que supone una especulación salvaje. El hecho de negar la colocación de una marquesina no es más que la guinda de un pastel que se reparten poderes económicos y ayuntamiento.
La posibilidad de que desparezcan plazas de aparcamiento, sin que el Distrito haya propuesto solución alguna, la llegada del bus turístic y la reducción de servicios del autobús que afecta a toda Barcelona es visto por los vecinos como una muestra de que el Ayuntamiento -más allá de alguna declaración mediática grandilocuente- no tiene intención en frenar la conversión de la Barceloneta en un parque temático, ejecuntado además medidas que potencian esa situación.

Frente a esto, se exige:

-el cumplimiento de las promesas del PSC: instalación de una marquesina en la calle Almirall Cervera (dirección al Passeig Marítim).
- regulación de las paradas de autobús, instalación de la antigua parada de la calle Almirall Cervera direción al Passeig Joan de Borbó.
- Alternativas a la eliminación de aparcamientos y compromiso de que no habrá más terrazas de bar en las calles reurbanizadas
- conultas vinculantes a los vecinos de La Barceloneta acerca de la llegada del bus turístic y de toda actuación a relaizar en el barrio
- Aumento de los servicios del transporte público y reducción de los precios.



Avv l'òstia,
Plataforma d'afectats en defensa de La Barceloneta

dijous, 12 de febrer de 2009

Full informatiu febrer 2009

¡Que se vayan todos!

Viendo a las multitudes en Islandia blandiendo y golpeando ollas y cacerolas hasta hacer caer a su gobierno me acordaba yo de una popular consigna coreada en los círculos anticapitalistas en 2002: "Ustedes son Enron; nosotros, la Argentina".

Su mensaje era suficientemente simple. Ustedes –políticos y altos ejecutivos amalgamados en alguna que otra cumbre comercial— son como los temerarios estafadores ejecutivos de Enron (claro que entonces no sabíamos ni la mitad de lo ocurrido)—. Nosotros –el populacho mantenido al margen— somos como los argentinos, quienes, en medio de una crisis económica misteriosamente parecida a la nuestra, salieron a la calle con ollas y cacerolas al grito de: "Que se vayan todos". Forzaron la dimisión de cuatro presidentes en menos de tres semanas. Lo que hizo única la rebelión argentina de 2001-2002 fue que no iba dirigida contra ningún partido político concreto, ni tampoco contra la corrupción en abstracto. Su objetivo era el modelo económico dominante: fue la primera revuelta de una nación contra el capitalismo desregulado de nuestros días.

Ha tomado su tiempo, pero, finalmente, desde Islandia hasta Letonia, pasando por Corea del Sur y Grecia, el resto del mundo está llegando al mismo resultado: ¡que se vayan todos!

Las estoicas matriarcas islandesas que sacaban sus cacerolas mientras sus hijos buscaban proyectiles en el frigorífico (huevos, desde luego, ¿también yogures?) reproducen las tácticas que se hicieron famosas en Buenos Aires. Un eco de la rabia colectiva contra unas elites que destruyeron un país otrora próspero pensando salir de rositas. Como dijo Gudrun Jonsdottir, una oficinista islandesa de 36 años: "Estoy hasta el moño de todos esto. No me fío del gobierno, no me fío de los bancos, no me fío de los partidos políticos y no me fío del FMI. Teníamos un país estupendo, y se lo han cargado".

Llegir article

dimecres, 11 de febrer de 2009

Xerrada-Debat transport públic

'Solar'

Del que durant molts anys va ser el bar Emilio, a la Barceloneta, ja no en queda res. O només queda la seva absència. Perquè després de la demolició de l'edifici la setmana passada, ja només queda un solar que, aquests dies de molt vent gèlid, semblava que intentava retenir molts anys de vida marinera i portuària.
La nostàlgia no és un error. Ni un horror. La nostàlgia serveix per animar sobretaules familiars forçoses i per intentar cançons, llibres, articles o documentals. I també per ressuscitar els morts. Com quan cuinem amb la recepta de l'àvia o la mare. O sigui, que l'expressió aquest plat ressuscita un mort és una realitat. Així ho explicava fa uns dies Santi Santamaria. I en això, en això de ressuscitar un mort, l'hàbil cuiner de Sant Celoni té raó.
El que va ser el bar Emilio ja és únicament un solar, que a mi, dissabte, el del vent, em tornava a uns prodigiosos entrepans de truita i a una manera de ser. Perquè els propietaris del bar Emilio, els germans Evaristo i Paco Gómez, consentien que alguns nàufrags de la vida entressin al seu bar i seguessin en una taula encara que no consumissin res. I moltes vegades els sorprenien. "¿Què m'ha demanat: un cafè o un cafè amb llet?" I el despistat nàufrag s'eixorivia una mica, solament una mica, i responia "un cafè amb llet", sabent que no havia demanat res i que tampoc el pagaria.
Al bar Emilio es parlava d'a- narquisme seriós, que no és el de les bombes. I de la història del contraban, que va ser activitat honrada. I de les gambes del Capa. I del Gafas, el pare dels amos, pescador que no es deia Emilio, sinó Emigdio, però és que el barri, la Barceloneta, li va canviar el nom, perquè el barri, tots els barris, et canvien el nom i et posen un malnom.
Dissabte vaig visitar el nou solar i, mentre escoltava Vicens Forner, el príncep de la Barceloneta, em vaig recordar molt de Pepe Rubianes, que sempre esmorzava amb EL PERIÓDICO en aquest bar, en una taula situada sota d'un quadro que representava una baralla de bar amb perfils bascos. Bon dia, Pepe.

ARTURO San Agustín, publicat en el Periódico

dimarts, 10 de febrer de 2009

Entierro de la sardina

Estas semanas nos hemos reunido en el centro cívico diferentes entidades que formamos parte de la Taula d'infancia (ya constituída formalmente) para preparar el entierro de la sardina, la fiesta que da fin a los carnavales. Los carnavales, recordemos, es una fiesta en la que un pueblo puede expresar lo que piensa respecto a cualquier tema desde detrás de una máscara, y por eso en tiempos de Franco se prohibió, sobre todo el disfraz que hacía una crítica política; y que, por desgracia, ahora, no podemos decir que esa fiesta se haya democratizado y permita la libertad de expresión, al menos no aquí en el barrio. Pero volvamos al entierro de la sardina. La fiesta se celebra el día 25 de febrero a las 18 horas. Los niños que quieran venir disfrazados, serán bienvenidos, y pedimos a los adultos que participen que vistan de negro (a aquellas personas que acaben de llegar al barrio, os explicamos que en los entierros tradicionalmente se viste de negro y con el entierro de la sardina reproducimos ese imaginario). Con los trajes negros expresamos el dolor por una muerte, en este caso, se nos muere el rey del carnaval; y en La Barceloneta la sardina es la reina del carnaval. Así que tenemos una sardina de ropa, pero la pobre está ya muy vieja y se le caen las escamas; y por eso este año los diables del barrio han decidido hacer un ritual vikingo y quemarla en la acera de delante de la Clínica Barceloneta. Así los familiares que tenemos algunos ingresados podrán ser partícipes de este ritual.

Acabaremos comiendo sardina, y a los peques se les regalá una sardina de chocolate, tal y como se merecen. Bailaremos al ritmo de nuestra orquesta preferida, Los Ronderos. Todo esto que anunciamos para después de la despedida de la sardina será en la plaza St. Miquel (o de La Barceloneta). El “cadáver” estará expuesto ahí desde el día 12, para que quien quiera desedirse de la sardina que tantas temepestades ha pasado, pueda hacerlo durante esos días.

Os mandamos mucho besos,

Comissió de Festes del Carrer Pescadors

dilluns, 9 de febrer de 2009

Escrit de l'AAVV de l’Òstia i la Plataforma en el diari Barceloneta

Hola vecinos, este comienzo del 2009 ha sido muy intenso:

Primero salió el anuncio de que eliminarían los aparcamientos en La Barceloneta. Aeste respecto, tenemos que comunicaros que la regidora afirma que esta medida ya estaba aprobada por Foment de Ciutat Vella desde hace tiempo. Nosotros hemos releído la llei de barris y hemos encontrado que hay tres actuaciones relacionadas con la reurbanización de calles (que, en la mayoría de los casos, implica eliminar los aparcamientos). La plataforma y la avv l'òstia no estamos en contra; pero exigimos que antes de hacerlo, se plantee la solución a los problemas que eso puede suponer. 1. zonas de aparcamiento alternativas dentro del barrio al mismo precio que la zona verde. 2. Un compromiso de que no habrá más terrazas de bares en el barrio. 3. Un compromiso de que se negociará y se regulará la subida del precio del alquiler. Vivir en una calle casi sin tráfico, hoy en día es una excusa (un motivo) para los propietarios para subir los precios de las viviendas, y ya sabemos que cada vez hay más vecinos que no pueden pagar un alquiler. 4. Aumentar el servicio del transporte público y abaratar las tarifas.

Vemos necesarios estos compromisos, ya que, de otra forma, reurbanizar (o medio peatonalizar las calles) será más un problema que una mejora. Además, así el distrito demostraría que sí que quiere mejroar el barrio para los vecinos y no para los turistas. Si se eliminan los aparcamientos sin proponer soluciones, el único que saldrá beneficiado será el turista (y algunos comerciantes); pero no el vecino. Además, la regidora Itziar González ha incumplido su promesa de discutir cualquier cosa que se fuera a hacer en el barrio con vecinos y entidades, ya que de esto nos hemso enterado todos por la prensa, cuando ya estaba en marcha (calle Magatzems).

Por otro lado, os informamos de que estamos manteniendo reuniones con los diferentes partidos políticos para pedirles que anulen el “plan de los ascensores” en el pleno del Ayuntamiento. Hace mucho que no hablamos de ese plan, pero sigue aprobado y aun no se ha hecho ninguna de las modificaciones que la regidora anunció en octubre. Quién sabe si pasada la crisis se pondrá en marcha (que es muy probable).

El lunes día 2 mantendremos una reunión con la directora de la oficina técnica de La Barceloneta, donde (junto con Foment de Ciutat Vella) se supone que se coordinarán los proyectos de la llei de barris, así que ya os informaremos.

Por último, deciros que seguimos exigiéndole al distrito que facilite un local a todas las entidades del barrio que carecemos de uno. Para eso, además, creemos que se podría invertir dinero de la llei de barris en recuperar edificios como el de la Marina, el siglo XX, la iglesia de Almirall Cervera, la antigua asociació de veïns... No sólo servirían para arreglar el problema de local que tenemos algunas entidades, sino que se les podría dar un uso de barrio, para todos, para hacer actividades.

Recordad que si tenéis cualquier duda, queréis información o consultar el documento de la llei de barris, sólo tenéis que decírnoslo. Nos reunimos los martes a las 20. en la calle Pescadors 48. También queremos que nos hagáis llegar vuestras opiniones o sugerencias, en defeinitva que participemos juntos en la mejora del barrio. ¡Hasta el mes que viene!

Por último deciros que dada la normativa vigente, no participaremos en el carnaval del barrio porque creemos que la libertad de expresión no puede “regularse”.

pdefensabarceloneta@yahoo.es

http://labarcelonetaambelaiguaalcoll.blogspot.com/

http://www.labarceloneta.org/forum/

Emilia: 636268137

Gala: 669670430

Avv l'òstia, plataforma d'afectats en defensa de La Barceloneta

diumenge, 8 de febrer de 2009

Un anciano pide que no lo dejen "en la calle"

Un anciano de 95 años de edad vive pendiente de la renovación de un contrato de alquiler verbal para no tener que abandonar su vivienda en el barrio de la Barceloneta debido a un proyecto de venta que convertirá su piso en un bloque de viviendas, por esta razón pide que no lo dejen "en la calle" y que le suban el sueldo para hacer frente a la nueva cuota del alquiler.

Marinero de profesión y curtido en mil batallas este hombre explicó a Europa Press Televisión que sólo desea "vivir y no morir a pesar de su edad". Acompañado por su hijo Oscar explicó como "la vida es muy difícil" para los viejos que tienen que "seguir viviendo hoy en día con los tiempos que corren".

Acostumbrado a viajar y vivir cerca del mar ahora se ve sin "dinero y sin piso" si alguien no le ayuda. Ricardo y su hijo malviven con menos de 600 euros al mes de los cuales el alquiler les resta la mitad, eso si el nuevo propietario respeta el contrato verbal de hace años. Respecto a la inmobiliaria que actualmente se hace cargo de la finca, Óscar, asegura que tiene miedo de que "lo que está pactado verbalmente se evapore" .

"Si nos suben el alquiler me veo en la calle y mi padre debajo de un puente", afirmó consternado Oscar, mientras Ricardo permanece ajeno a muchos de los comentarios de su hijo, debido a su sordera. "El Gobierno no se ocupa de la gente mayor, sólo de los suyos", afirmó tajante este anciano.

COMPRARSE PASTA

"Les importa tres pepinos si cobras o no, si tienes atenciones, si vas bien alimentado", dijo Ricardo que solo quiere "un poco más de dinero" para poder comprarse una "pasta en una pastelería" y poder "disfrutar de la vida". Sin perder el tono ni la compostura, este anciano pidió que le suban "el sueldo".

Ricardo rodeado de cuadros de barcos y fotografías de hace un siglo abraza a su hijo Oscar que esta en paro después de perder a su mujer y caer en una depresión. "No encuentro trabajo, por más que intento no me hacen caso con los curriculums", afirmó Oscar en el salón de la pequeña vivienda que por ahora es su casa.

Publicat en Europa Press