divendres, 2 de juliol de 2010

LA BARCELONA “BIUTIFUL” DE IÑÁRRITU

LA VANGUARDIA, 18/05/2010

EL DIRECTOR DE “AMORES PERROS” DESNUDA LA INMIGRACIÓN Y LOS PISOS PATERA (POR SALVADOR LLOPART, CANNES)

“Es la historia de un charnego”, dice Iñárritu. “Un emigrante en su propia tierra”, y esa tierra no es otra que Barcelona. Ahí transcurre Biutiful, del mexicano Alejandro González Iñárritu. En la Barcelona que queda al sur de la plaza Catalunya, entre el Raval y el Poble Sec, la Barcelona de la inmigración ilegal, la corrupción policial y los pisos patera, dice el filme. Una Barcelona que se identifica más con las tres chimeneas del Paralelo que con la Sagrada Familia, que también sale, ensombrecida por las grúas. Un rincón de la ciudad ocupado mayormente por senegaleses, pakistaníes, chinos, rumanos,…

Pero Biutiful no resulta un documental de carácter social. No quiere serlo. Es un viaje espiritual. Una tragedia anunciada. La pormenorizada crónica de un personaje condenado de antemano. Iñárritu toma la realidad de esa Barcelona multicultural, que sobrevive en los márgenes de la sociedad, para situar ahí a su atormentado héroe, por llamarlo de alguna manera. Se llama Uxbal y lo interpreta con su habitual convicción Javier Bardem.

“Un superviviente”, dice Iñárritu. Un tipo que trapichea en pequeños negocios ilegales, a la vez que resulta un devoto padre de sus dos hijos pequeños, y amante de su tormentosa mujer (Maricel Álvarez). Su hermano, un crápula, no es otro que Eduard González, sobresaliente como es habitual. Uxbal (Bardem) trata –explota- a senegaleses y chinos. Pero a la vez siente una profunda compasión por ellos: “La compasión es lo que mueve a este personaje”, puntualiza Bardem. “Es un hombre que vive en medio de la corrupción y la explotación, pero no quiere perder la cordura”.

¿Un héroe? Es más que eso. Es un santo. La vida no hace más que enviarle pruebas, que castigarlo, y él sigue adelante, en la medida de sus fuerzas, que no son muchas. Sufre por los demás y por sí mismo. Y ve muertos. Literalmente. Y habla con ellos. Sabe sus últimos pensamientos y cobra por contárselos a sus familiares. Se puede decir que su travesía vital, llena de sinsabores, es lo más parecido que se ha visto en la pantalla a la pasión de Cristo desde los filmes de Mel Gibson y Martin Scorsese.


La primera impresión es que estamos ante una película oscura, depresiva, triste. Pero a esa idea se opone Iñárritu, para quien la anterior Babel (2006) marcó el final de su colaboración con el guionista Guillermo Arriaga, con el que había hecho todas sus películas anteriores, desde Amores perros. “Por el contrario, es la más esperanzada de mis películas”, dice Iñárritu.

Puede que los sentimientos en juego sean oscuros, pero la imagen de la Barcelona que ofrece Biutiful es vibrante y clara, capaz de extraer hermosura de la degradación urbana. Con una belleza convulsa, sórdida si se quiere, pero evidente. “Como barcelonés agradezco que me enseñen esa Barcelona”, apuntó Eduard Fernández.

Biutiful no se mueve por acontecimientos, sino por personajes. Ahí reside su fuerza. Es una mirada a un mundo secreto, propio de todas las grandes ciudades, donde Barcelona pone el marco. Y también un cierto perfil represor. Especialmente en la violencia de su policía municipal, capaz de montar, en el filme, una persecución tenaz y cruel a unos vendedores callejeros. Con una violencia inusitada en ese tipo de acción. El filme está dedicado al Ayuntamiento de Barcelona y a su alcalde, Jordi Hereu. ¡Alcalde, prepárese, que Biutiful no es Vicky Cristina Barcelona!

Article aportat per VEI

dijous, 1 de juliol de 2010

dimecres, 30 de juny de 2010

Programa de salut del pla de barris

Estimats/des,

Estem iniciant un nou programa de salut als barris de Barcelona que està explicat als fulls adjunts. Aquest és un programa participatiu on ens agradaria comptar amb l’opinió de tots els veïns del barri. Actualment estem a la fase 1a del programa, en la qual es tracta de realitzar una detecció de necessitats i problemes de salut del barri.

Per aquest motiu ens agradaria convidar-vos a les properes sessions de diagnòstic de salut que es faran al Centre Cívic de la Barceloneta. Les dates dels grups de discussió són les següents:

  • Grup Joves (16-25 anys): dimecres 30 de juny a les 18:30. Sales D i E

  • Grup adults (26-60 anys): dijous 1 de juliol a les 18:00. Sales D i G.

És important que el màxim de persones que visquin o treballin al barri siguin representades per tenir una visió més àmplia i acurada dels problemes de salut.

Moltes gràcies,

Núria Calzada
Agència de Salut Pública de Barcelona
Telf: 34 932384566 / 932384545

616 06 52 48
ncalzada@aspb.es

dimarts, 29 de juny de 2010

Itziar González parla de pressions de Bragado i de Martí per a fer l'hotel del Palau

Ho explica l'advocat dels veïns, present a la declaració · L'advocat de Fèlix Millet renuncia a defensar-lo

L'ex-regidora de Ciutat Vella a l'Ajuntament de Barcelona, Itziar González, va declarar ahir a la tarda a la jutgessa que instrueix el cas de l'hotel del Palau de la Música que va rebre pressions de Carles Martí i Ramon García-Bragado, el primer i el quart tinents batlle del moment, i de Fèlix Millet mateix per construir l'hotel del Palau. González no va voler fer declaracions a la premsa, però l'advocat dels veïns del districte, Jaume Asens, present a la sessió, va explicar els detalls de la declaració de l'ex-regidora. Segons Asens, González va dir a la jutgessa que aquestes pressions van ser una de les raons per les quals va deixar el càrrec de regidora.

Correus electrònics

Asens va explicar que l'ex-regidora havia adduït 'pressions i trucades' de la resta d'actors del cas. Va precisar, tot amb tot, que González no havia dit que fossin amenaçadores, sinó una manera 'd'estar-li molt a sobre perquè ella volia un procés participatiu en la tramitació del projecte, que el frenava molt'; que havia aportat molta documentació, sobretot correus electrònics, de Millet mateix i de membres del govern municipal, pressionant-la perquè acceptés el projecte; i que havia manifestat que tenia el convenciment que darrere l'hotel hi havia interessos particulars més enllà del benefici públic; que molts d'aquests correus provenien de l'àrea d'Urbanisme de l'ajuntament, dirigida pel regidor d'Urbanisme, Ramon García-Bragado.

Segons Asens, González va dir que sempre s'havia oposat al projecte de l'hotel, i això tant quan militava en el moviment veïnal del districte com quan va entrar a formar part de la candidatura socialista i del govern municipal. Tant és així que havia demanat al batlle, Jordi Hereu, que s'aturés el projecte perquè 'creia que darrere de l'hotel hi havia un interès particular', però que havia rebut una resposta negativa: aturar el projetce era molt difícil perquè hi havia el compromís del primer tinent-batlle d'aleshores, i ex-regidor de la Ciutat Vella, Carles Martí, de tirar-lo endavant. González també va explicar, sempre segons Asens, que el 25 de setembre de 2008 l'havien convocada a una reunió amb García-Bragado i amb Millet per parlar del projecte i que, segons ella, el motiu de la reunió eren els dubtes que el tinent-batlle i el cap visible del Palau tenien sobre 'la seva lleialtat al procés'. L'advocat dels veïns va recalcar un moment de la declaració d'Itziar González: que havia dat les gràcies al fiscal i a la jutgessa per haver aturat el projecte que ella no havia pogut frenar del tot.

Cal recordar que els veïns, que s'han afegit a l'acusació en el cas de l'hotel, ja acusaven Carles Martí d'haver obert molt de pressa, arran de la dimissió de González, els projectes urbanístics que l'ex-regidora havia frenat. En aquesta entrevista, la Xarxa Veïnal de la Ciutat Vella enumera aquests projectes i recorda que en l'audiència pública de la Ciutat Vella, feta pocs dies abans, Martí havia desestimat una moció per a aturar el projecte de l'hotel; una moció pràcticament idèntica, també presentada per Esquerra, a la que es va aprovar el 18 d'aquest mes en un ple molt tens (vídeo).

Llegir article senser en VilaWeb

Recull de premsa: El Punt, El Periódico, La Vanguardia

dilluns, 28 de juny de 2010

Cae el ‘virrey’ del Puerto de Barcelona por un alijo de cientos de kilos de droga

osé Mestre era un lince en logística hasta el martes de esta semana, cuando una unidad especial de la Policía Nacional llegada desde Madrid le cayó encima y fue detenido en el marco de una operación internacional que dirigía el juez Fernando Grande-Marlaska. Según algunas fuentes consultadas por El Confidencial, el alijo que se encontró en sus instalaciones del Puerto de Barcelona era de 200 kilos de cocaína; según otras fuentes, de 300. Pero la importancia de la información radica en que Mestre, una especie de virrey de las instalaciones portuarias, acabó con sus huesos en la cárcel.

El mismo martes, fue interrogado en las instalaciones policiales de Via Laietana de Barcelona, de donde salió camino de la cárcel Modelo. Su participación en el asunto no está claro todavía, ya que el tema se encuentra bajo secreto de sumario. Distintas fuentes consultadas por este diario desde el pasado jueves coinciden en señalar que Mestre habría dado cobertura al traslado de droga desde Sudamérica por encargo de cárteles colombianos de la coca.

Según las fuentes citadas, Mestre fue detenido en el momento en que participaba en una reunión en un hotel barcelonés junto a narcotraficantes. El motivo de esta reunión era diseñar el operativo mediante el cual se iba a distribuir la droga que había llegado a la capital catalana en contenedores que oficialmente contenían hierro.

No es la primera incursión de José Mestre en el mundo de la delincuencia. En junio de 1981, es decir, hace 29 años, se autoinculpó por escrito -y acto seguido huyó a Francia- de unos robos que se realizaban en el Puerto de Barcelona. En aquella época, su familia era una de las principales operadoras de estas instalaciones y fueron detenidas varias personas, entre ellas Juan Mestre, el padre de José, como principales sospechosos de los robos a gran escala. Este importante empresario comenzó su fortuna a finales de los años 50 con un pequeño bar en el barrio de Casa Antúnez, un marginal barrio barcelonés en la falda de la montaña de Montjuïc, y una pequeña furgoneta de reparto.

A finales de los 60, ya había comprado la empresa Intramediterráneo y era uno de los principales operadores del Puerto. En la actualidad, tiene compañías de consignatarios, transitarios, transporte terrestre y marítimo, almacenamiento, distribución y terminales de manipulación. En los últimos años, se alió con la multinacional Hutchinson Port Holdings para crear Tercat, la empresa logística del puerto barcelonés que opera frente a Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB). Tercat es la adjudicataria de la última terminal de contenedores, acabada de construir hace tres meses. Esta compañía deberá invertir 500 millones de euros para gestionar la terminal, que contará con una superficie de 100 hectáreas y una capacidad de 2.650.000 TEU (es decir, contenedores de 20 pies de largo cada uno). El Ministerio de Fomento es el responsable de construir las comunicaciones viarias y ferroviarias desde estas instalaciones para hacer de Barcelona el primer puerto del Mediterráneo.

En la primavera de 2007, el grupo Mestre compró también el 2,36% de la inmobiliaria Aisa, aunque poco después se enfrentó a los directivos de la misma y acabó demandando al presidente de Aisa, Genís Marfà, por haber sobrevalorado unos terrenos en Zaragoza: los terrenos, que Marfà contabilizaba en 620 millones de euros, sólo valían 31,8 millones, según una tasación independiente. “Eran un pedregal”, señalan fuentes cercanas a la operación. A finales del año pasado, también culminó diversas operaciones de diversificación del negocio. Mestre compró, por ejemplo, el 50% del capital de Merpoc, fabricante de dispositivos de iluminación. La operación, asesorada por ProVenture Capital Partners, permitió a los Mestre entrar en el negocio de fabricación y comercialización de equipos de generación de energía térmica y fotovoltaica con dispositivos LED. Tercat se ocupa de la logística y la distribución mediante una central de almacenamiento cercana al Puerto de Barcelona.

Influencia en más de 50 empresas

En la actualidad, José Mestre tiene cargos operativos en más de 50 empresas, todas relacionadas con la actividad portuaria. El Grupo Mestre se convirtió, mediante esta intrincada red empresarial, en todo un poder en la sombra. Tradicionalmente, en el puerto barcelonés no se mueve nada sin que la cúpula de este grupo lo sepa. Y se ha enfrentado tanto a competidores en los negocios como a la propia Administración, aliándose con políticos, estibadores, transportistas o consignatarios según el momento. En las últimas huelgas de los transportistas, por ejemplo, la perfecta organización de las mismas no hubiera sido posible sin la ayuda inestimable de los Mestre. Es más: los camiones que los transportistas utilizaron para bloquear las vías de comunicación, y en especial la vital Ronda del Litoral que bordea la ciudad de Barcelona, eran propiedad de Mestre. Su poder omnipotente ha recibido, con la detención de esta semana, un durísimo golpe, que puede significar el principio del fin de su imperio.


Publicat en el Confidencial