dissabte, 15 de novembre de 2008

La seva crisi, que la paguin ells: els rics, els bancs i les multinacionals


El dia 15 de novembre, els dirigents dels països més rics (el G-20) es reuneixen per decidir un cop més el futur de les nostres vides. Ja n'hi ha prou! L'única resposta per lluitar contra les seves agressions és la mobilització conjunta de la societat.

Les nostres vides valen més que els seus diners!

Concentració: dissabte, 15 de novembre, Plaça Catalunya, 17 hores.

Manifestació dissabte, 29 de novembre, Plaça Universitat, 17'30 hores

divendres, 14 de novembre de 2008

Los vecinos de la Barceloneta piden precios de no turistas en los comercios

Ya hace tiempo que lo antiguos chiringuitos que poblaron durante años parte de la playa de la Barceloneta fueron desapareciendo. Ahora junto a la nueva bocana del puerto, a 20 metros de distancia del mar, pronto acabarán las obras del Hotel Vela.

Los vecinos de la Barceloneta piden precios de no turistas en los comercios

Se prevé que este establecimiento hotelero, de 88 metros de altura y con cerca de 500 habitaciones, se inaugure a partir del próximo año y cambiará el skyline barcelonés.

Junto al hotel también está previsto construir un edificio de forma triangular de unos 30.000 metros cuadrados destinados a oficinas y servicios. Para acceder a esta zona se prolongará el actual Paseo Marítimo.

La Barceloneta vive un proceso de transformación que sus vecinos viven con recelo. Además de la pérdida de la identidad del barrio junto con el incremento de la actividad turística los residentes se muestran preocupados por el impacto que pueda generar el nuevo complejo que se está levantando.


Llegir article

dijous, 13 de novembre de 2008

BCN WEEK: Nº 61, FEBRERO 2008 ("TIEMPOS DE CRISIS")

V.E.I
VÍCTIMA
ESPECULACIÓN
INMOBILIARIA

EDITORIAL (DAVID TRESSEL)

Una de las numerosas maravillosas cosas que tiene el vivir una vida "perra" es que te obliga a desarrollar habilidades de supervivencia que quizá nunca hubiésemos conocido si no hubiéramos abandonado nuestro hogar. No, la vida no es fácil aquí, pero el hecho es que no tengo otra elección que ser un poco más listo para justificar mi carencia general de comodidad financiera en más de una ocasión. Quizá no tengo que afrontar un montón de deudas y demostrar mi destreza económica, al contrario que mis amistades que se quedaron en mi país, pero con el paso de los años he ganado un bienestar que seguramente esté provocado por las medidas prácticas que he decidido poner a mi existencia.
Los tiempos desesperados siempre parecen llamar a medidas desesperadas, y la desesperación es un estado en el que todo el mundo hemos caído alguna u otra vez. Y no es bonita. Como decidamos evitar revivir esos oscuros momentos o, de hecho, pasar por encima de ellos, es una decisión dictada por nuestra propia moral en un marco de arenas movedizas.
Me gustaría felicitar personalmente a la fotógrafa Diana Bagnoli y a sus modelos por la colaboración para realizar este número. Las fotografías que acompañan el artículo, así como la de la portada, son parte de un gran ensayo fotográfico llamado "Virreina 3" que puede ser visto en su totalidad en la página web de Diana: www.dianabagnoli.com. Mientras el artículo critica argumentadamente los medios poco éticos que la gente utiliza para evitar arreglárselas con una barra de pan diaria, las imágenes de Diana reflejan una realidad más honesta. Tomadas en diferentes plantas de un mismo edificio, las vidas yuxtapuestas muestran de este modo la Barcelona en la que todavía creo: sincera y seria, ansiosa pero indecisa, explorando las diferencias entre la verdad y la honestidad (nunca una tarea fácil).

CRUEL Y SALVADORA: LA ÉLITA INTERNA DE LA CIUDAD (LARS NIELSEN)

Barcelona es un laboratorio social para todos/as nosotros/as, de un modo u otro, y hay un bagaje de conocimiento obtenido de nuestro experimento en común. Cuando emprendo mi particular excursión hacia la locura, me doy cuenta de que este bagaje debería ser utilizado no sólo para hacer la supervivencia más fácil, sino también más divertida. Tomad por ejemplo a los/as residentes alados/as de Barcelona. En una banda, las grasientas y pateadas palomas; en la otra, las pequeñas cotorras verdes que han dado al ayuntamiento más de un problema desde su invasión porque su comportamiento sigue una lógica diferente. En este BCN WEEK presentamos una valiosa lección para ser aprendida por las cotorras guiris: mézclate en la jungla sólo para coger lo que tú quieras. Abalánzate y roba, después vuela hacia tu cómodo nido y mira por encima del hombro a las masas.
Las maneras de vivir son tendencias que van y vienen, y que todo el mundo ya conocemos. Estarás invariablemente obligado/a a seguirlas dependiendo de tu estatus financiero. De repente, ahora abrirás los ojos y encontrarás propinas donde menos lo piensas, seductores aceites grasientos, artimañas electrónicas que llenarán vaciós que tú no sabías que tenías, o descubrirás antes que nadie los dictados de la moda que todo el mundo seguirá como borregos la temporada que viene.
Pero todas estas recomendaciones son sólo para lectores/as de clase media estresados/as. Este número está dedicado a todos aquellos/as mileuristas que cogen las tendencias de las revistas gratuitas y que no les importa seguirlas. Ofrecemos tres contrastadas formas de vida que los/as astutos/as residentes han practicado a la perfección. Siguiéndolas, estarás más cerca de una calidad de vida que te proporcionará un delicioso sentimiento de realización. La clave, como ves, es adelantarse a todos tus costes. Es la norma en Barcelona, donde estás en un permanente "perro se come a perro" y los/as jefes/as de la ciudad han vendido su alma a los postores más rastreros. Cada vez más, los/as residentes de Barcelona están tomando la carretera de abajo para obtener unas ganancias más elevadas. Nadie va a ayudarte a ti hasta que tú no te ayudes a ti mismo/a, y a veces el mejor camino para remontar el vuelo es abalanzarte sobre el cuello de otro/a. Al igual que con la belleza, la ética depende del ojo con que se mire.

dimecres, 12 de novembre de 2008

dimarts, 11 de novembre de 2008

CON ASCENSORES Y A LO BARRIO

(Este podría ser el título de las últimas medidas anunciadas por el Distrito de Ciutat Vella para el barrio de La Barceloneta).

Desde hace más de dos años, los vecinos luchan por anular el “plan de los ascensores”

El “plan de los ascensores” tiene dos puntos especialmente problemáticos:

1) LA REPARCELACIÓN, que pretende fusionar de dos a seis fincas para eliminar una hilera de pisos y hacer el hueco para el ascensor. Las consignas vecinales usadas en su contra han sido “cap veí fora del barri” y “l’ascensor no cap al meu llit”.

2) EL 50%+1, que es el porcentaje necesario de propietarios (de los terrenos de las fincas que se fusionarían) para aprobar esta reforma, figura legal rechazada bajo la consigna de “voluntari total”, que exige que todos los vecinos estén de acuerdo para llevar a cabo la reforma.

Este 50%+1 impide la posibilidad de participar en la decisión a las personas que viven de alquiler y beneficia a aquellos que tienen varias propiedades. El miércoles 29 de octubre, Itziar González, regidora del distrito de Ciutat Vella, y Jordi Hereu anunciaban que se había revisado el “plan de los ascensores” y que se había elaborado medidas, que abrían la posibilidad de poner ascensores sin eliminar viviendas, siempre y cuando todos los vecinos estuvieran de acuerdo.

Desde el punto de vista administrativo, el modo de poner ascensores sin eliminar viviendas, tal como explicó la Regidora del distrito, se conseguirá ateniéndose a la nueva Llei pel Dret a l’Habitatge de la Generalitat. El distrito propuso que el decreto que regula las cédulas de habitabilidad aceptase que las viviendas como el ¼ de casa (vivienda tradicional de La Barceloneta con un tamaño aprox. de 30m2) pudieran obtener una cédula de habitabilidad. Esto posibilita legalmente hacer una reforma integral (es decir, una reforma que afecte a todo edificio, incluidas las estructuras), ya que los pisos que resulten de esa reforma podrán obtener la cédula de habitabilidad. Según la regidora, no se puede hacer una reforma integral de un edificio de viviendas si tras ésta, los pisos que salen de esa reforma, no pueden obtener la cédula de habitabilidad. Estos cambios en el decreto se enmarcan dentro de la anunciada protección del ¼ de casa como elemento urbanístico.

Estas medidas suponen una pequeña victoria de un movimiento vecinal en la que han participado mucha gente del barrio, y que ha aglutinado y recibido el apoyo de numerosos grupos, colectivos, entidades e intelectuales de otras zonas de la ciudad, e incluso del extranjero. En tanto que el “plan de los ascensores” no ha recibido ningún respaldo desde fuera del Ayuntamiento. Todos los apoyos han sido de dentro del consistorio y de la Avv de La Barceloneta y la ACIB (associació de comerciants i industrials de la Barceloneta).

Estos compromisos adoptados públicamente por el Ayuntamiento el 29 de octubre han sido, y no podía ser de otra manera, bien recibidos en el barrio; pero no despejan los nubarrones que acechan a La Barceloneta. ¿Por qué?

Porque las medidas anunciadas no son otra cosa que una alternativa administrativa al “plan de los ascensores”, pero el plan no queda anulado por ellas. Uno de los problemas que tiene este “plan” es que es el vecino, el privado el que tiene que pagar su parte de la reforma, las compensaciones para los vecinos que tienen que marchar, los notarios, los arquitectos…. Con la llei de barris, el distrito se ha comprometido a dar ayudas para poner el ascensor a aquellos vecinos que quieran hacerlo y no puedan pagarlo. Evidentemente, a los pequeños propietarios les convendrá hacerlo en los próximos cuatro años con el dinero de la llei de barris; sin embargo, las inmobiliarias (que no deberían recibir ninguna ayuda económica de la llei de barris) preferirán esperar unos años, hasta que haya pasado la crisis y la gente se haya “olvidado del plan”, para poner el ascensor sin tener que contar con los inquilinos; puesto que mientras el plan continúe vigente, legalmente lo podrán hacer.

La pregunta es: si el Ayuntamiento reconoce públicamente que el descrédito social de su “plan” está legitimado, ¿por qué no lo anula? La respuesta fácil dada por el consistorio es que la nueva propuesta generará prácticas ejemplares y ya nadie querrá reformas polémicas. Pero la absoluta vulneración de derechos tan propia de las inmobiliarias en las últimas décadas deja muchas dudas con respecto a que éstas quieran actuar de buena fe para seguir un buen ejemplo.

Pero estas medidas no se hubieran dado si los vecinos del barrio se hubieran quedado en casa, permitiendo al Ayuntamiento y el capital privado transformar la Barceloneta a su antojo. De todas maneras son tan bienvenidas, como insuficientes. No hay que olvidar que el PSC se encuentra ahora mismo en un momento de debilidad y que lleva dos legislaturas perdiendo votos en el Distrito de Ciutat Vella. ¿Cómo se explica, sino, que decidieran poner a alguien como Itziar González, independiente del partido, y con una nula experiencia política, pero de carácter afable, ideal para calmar a unos vecinos cada vez más decepcionados y enfadados con una administración que lleva años actuando contra todo lo que no es rentable; alguien en definitiva capaz de sosegar a las voces críticas que estaban acabando de minar una confianza en el PSC que el mismo partido se ha encargado de destruir? Hay, además, más factores a tener en cuenta a la hora de valorar el anuncio de estas medidas y los peligros que continúan acechando a La Barceloneta.

- La llei de barris es una herramienta que ha de ser usada por los vecinos para reclamar las mejoras necesarias. Pero la llei de barris también puede implicar que el precio desorbitado de la vivienda se mantenga o suba, pues a los ojos de los inversores significa mejora de un espacio público, del entorno de los edificios en los que ellos tienen previsto invertir o lo han hecho ya, y esas mejoras les permitirá subir o mantener los precios desorbitados. Por lo tanto, una de las cosas que han de exigir por los vecinos en la llei de barris son medidas para acabar con la especulación.

- Proteger el ¼ de casa no quiere decir necesariamente proteger al vecino, cualquier medida que no incluya cómo parar la rescisión de contratos y la subida de alquileres, es insuficiente porque no evita la expulsión indirecta de vecinos de un barrio tradicionalmente popular.

- No sólo la llei de barris supone un aumento de las expectativas de inversión, sino también el Hotel Vela, el cual encarecerá de los productos básicos y el nivel de vida de los vecinos. Al hotel se le suma el turismo masificado (pero de este ya hablaremos en otro momento).

Aun queda mucho por luchar y definir en la Barceloneta, dada la situación actual y su privilegiada ubicación frente al mar. En su exposición, Itziar González definió la disposición de las calles y edificios del barrio como una “máquina de generar comunidad”, comunidad que ella no puede dejar de tener en cuenta, según aseguró. Sin embargo, que el urbanismo de La Barceloneta genere comunidad no garantiza que preserve la comunidad actual, así pues, “Con ascensores y a lo barrio” es el título de las intenciones de la regidora. Pero el modelo de barrio a construir lo han de decidir y exigir desde la base los vecinos de La Barceloneta.

Carolina

pdefensabarceloneta@yahoo.es,

http://labarcelonetaambelaiguaalcoll.blogspot.com/

El próximo martes día 11, a las 19.30 se celebrará una asamblea de barrio en la iglesia de Sant miquel para discutir sobre los últimos cambios y el futuro del barrio.

(publicado en el Masala)

dilluns, 10 de novembre de 2008

La Barceloneta como síntoma


JOSEP MARIA MONTANER el País
La presentación a la opinión pública del Plan Integral de la Barceloneta, con el soporte de la Ley de Barrios, es una espléndida noticia. Tras más de un año de lucha de los vecinos afectados, por fin se manifiesta el resultado de las negociaciones y la intención de detener el llamado "plan de los ascensores". Los quarts de casa van a mantenerse y a rehabilitarse, y el presupuesto de 16 millones de euros para mejora del espacio público y equipamientos contribuirá a rehacer un barrio cuya rehabilitación se había ido posponiendo.
La Barceloneta es todo un síntoma de lo que sucede en Barcelona: la presión del turismo, las expectativas inmobiliarias, el papel de las administraciones y las demandas críticas de los habitantes. En la Barceloneta se va a poner a prueba la capacidad de cambio del actual Ayuntamiento, anunciada recientemente con la voluntad del PSC de aproximarse más a la realidad de los barrios y recuperar votantes, y con la deseable tendencia a que Iniciativa-Verds refuerce su perfil ecosocialista, hoy tan desdibujado. Es de esperar una evolución positiva del modelo de gestión, en el que no sólo se haya abandonado la dependencia de los grandes eventos, sino que también se sepa salir de la trampa de la importación de arquitectura espectáculo, que legitima la especulación y que tanto contribuye a dilapidar las cualidades de Barcelona.

Llegir article

diumenge, 9 de novembre de 2008

Pisos buits? No, gràcies


La burbuja y sus cómplices en el Reino de España

Que la presente crisis estalló sin previo aviso, inopinada e insospechadamente, es cosa que no se cansan de repetir los peritos en legitimación de lo existente y los intelectuales del establishement en sus distintas variantes. Lo contrario es lo cierto; muchos anticiparon, con argumentos bien fundados, la presente crisis financiera: basta repasar los artículos de Michael Krätke, Michael Hudson, Walden Bello y tantos otros. En lo tocante al estallido de la burbuja inmobiliaria en España, nadie lo predijo con tanta claridad y fundamento como el economista José Manuel Naredo.

La larga duración de la fase alcista del presente ciclo inmobiliario indujo a la población a habituarse a ella como si de algo normal y permanente se tratara. Los diez años de auge crearon hábitos de vida y de negocio muy arraigados. Se presuponía que la continuidad de las subidas de precios de los inmuebles haría siempre interesante su compra, aunque fuera a crédito, reforzando la presión compradora que hacía realidad las revalorizaciones previstas. Sobre estas bases se desarrolló a sus anchas la espiral de revalorizaciones y compras, cada vez más apalancadas con créditos, que caracteriza a las llamadas burbujas bursátiles o inmobiliarias.

Llegir article