dijous, 6 de maig de 2010

LA LIBRERÍA EMBOSCADA

LA VANGUARDIA, 16/03/2010

(POR MIQUEL MOLINA)

Se acababan los 1970 cuando el profesor de literatura sugirió a sus alumnos que las lecturas obligatorias no tenían por qué hacerlas en la solemnidad de una biblioteca. Cerca de la Rambla, les dijo, había abierto una librería donde, sin abusar, podían consultarse gratis los títulos recomendados. Y así fue como algunos de aquellos estudiantes descubrieron la Documenta, en la calle Cardenal Casañas. Con el tiempo, acabaron comprándose los libros de Mendoza, Marsé, Goytisolo o Luis Martín-Santos, después de dedicar buenas horas libres a rondar sin rumbo frente a las estanterías. A diferencia de la mayoría de librerías de entonces, ningún mostrador se interponía entre el cliente y su compra. Y el anfitrión, Joseph Cots, sólo oficiaba cuando se le requería.

Es probable que algunos de aquellos alumnos figuren entre los 916 amigos que tiene Documenta en Facebook, un colectivo que estos días ha recibido una invitación para festejar los 35 años del local. El jueves están convocados a un debate y a un after hours en la misma librería. El aniversario puede no parecer redondo pero, si calculamos, vemos que el nacimiento se sitúa en el año del Hecho Biológico, cuando tantas cosas empezaron a cambiar. Además de precursora de buenos hábitos democráticos, Documenta fue una tienda pionera en la venta de obras en otros idiomas y en la concepción de la librería como un lugar para disfrutar entre libros, música y personas de hábitos sospechosos, tendencia seguida después con éxito por otros buenos libreros barceloneses, agitadores todos de la buena cultura de papel.

Este sector está ahora ocupado analizando cuándo, dónde y con qué magnitud va a estallar la revolución digital en el mundo de la edición. Sopesando hasta qué punto su supervivencia pasa por añadirle el prefijo e- a sus negocios. Pero Documenta, igual que La Central y alguna otra librería de menor tamaño situada en el entorno de la Rambla, se enfrenta a un problema añadido.

Por su ubicación, emboscada entre vendedores de llaveros franquistas y sucedáneos de pubs irlandeses, la librería se ve obligada a ejercer también un papel de resistente cultural que tiene escaso reconocimiento social. El paisaje ha cambiado frente a los siempre cuidados escaparates de Documenta. No es que haya desaparecido la –mitificada- contracultura de la transición: es que la Rambla se ha desnaturalizado hasta el punto de que la cincuentena de entidades culturales que tienen su sede en ella apenas pueden asomar la cabeza.

Lúcido, cáustico, el director teatral Pep Tosar afirmó hace poco en un debate sobre la Rambla que no cree que librerías como la Documenta sobrevivan diez años más antes de ceder a la presión del entorno y de convertirse en locales de comida rápida. Pesimista, Joseph Cots intervino para advertirle que, si no cambian las cosas, no hará falta esperar diez años para que eso suceda. Que así no sea.

Article aportat per VEI

dimecres, 5 de maig de 2010

Cambio de guardia en Ciutat Vella

Cambio radical en la dirección del distrito más complejo y que mejor explica las contradicciones de la Barcelona actual. Itziar González, la personalidad menos ortodoxa de la política municipal, una rara avis sin sujección a partido alguno, dispuesta a innovar los métodos de gestión y, sobre todo, a anteponer los intereses de los vecinos a cualquier otra cosa, dejó ayer de ser oficialmente concejal de Ciutat Vella. El pleno del Ayuntamiento aceptó su renuncia al cargo –en el que sólo ha aguantado tres años– en una sesión extraña, mediatizada por la ausencia de la ya ex concejal, plenamente justificada por razones familiares.

A Itziar González le sustituye ni más ni menos que el concejal más estrechamente vinculado al partido que gobierna la ciudad. El alcalde Jordi Hereu ha decidido rebobinar y reponer al frente de Ciutat Vella a Carles Martí, que aúna en una misma persona la condición de primer teniente de alcalde y de primer secretario de la federación local del PSC. Una manera de asegurarse que en este distrito, escaparate de las glorias y las miserias de la Barcelona global, quien manda es el partido.

La renuncia de Itziar González, de la que todavía se desconocen algunas de las causas, y el regreso de Martí a la concejalía de Ciutat Vella, que ya ocupó en el anterior mandato municipal, entre los años 2003 y 2007, ha sido recibida por las entidades del distrito con recelo. La mayoría interpretan este regreso al pasado como la confirmación de que el Ayuntamiento se ha plegado a lo más fácil, a las inercias de un mercado que ha hecho del centro de la ciudad un territorio entregado por completo al turismo, que realza los aspectos positivos de esta actividad –que sin duda los tiene y son muchos– pero que no hace nada para corregir las servidumbres que provoca.

Durante toda la semana la intervención de los grupos municipales en la despedida formal de Itziar González estuvo en el aire. A los socialistas les incomodaba la alta probabilidad de que la oposición cayera en la tentación de aprovechar el cambio de guardia en Ciutat Vella para desnudar al gobierno municipal y pregonar su supuesta desunión y fragilidad. La ausencia de Itziar González enfrió un poco esos ánimos.

Todos, sin excepción, hablaron en términos elogiosos de la ausente. El popular Alberto Fernández, con guante blanco, dijo que "hoy no es momento de críticas (al gobierno)". "La renuncia de Itziar González –añadió– no implica una crisis de gobierno, pero sí es cierto que Ciutat Vella puede estar en crisis si no hay unidad de criterio entre el distrito y el Ayuntamiento".

Tanto el republicano Jordi Portabella como el ecosocialista Ricard Gomà loaron el trabajo realizado por la ex concejal, su interés por la mejora de la calidad de vida de los vecinos y del espacio público, el trato dispensado a los grupos de la oposición y, en palabras de Portabella, su "alejamiento de todo partidismo". Mucho más lejos fue la concejal de CiU adscrita a Ciutat Vella, Mercè Homs, que se despidió de Itziar González calificándola de "compañera de proyecto".

Fue precisamente la edil convergente la única que no quiso desperdiciar la ocasión para disparar un torpedo a la línea de flotación de Hereu. Mercè Homs leyó una carta escrita por ella misma y dirigida a la ex concejal. Afirmó que a "la Itziar" la han derrotado "los que supuestamente iban en el mismo barco, los que un día tuvieron la buena idea de ficharla y que la han ido arrinconando hasta el punto de que ha vuelto a ganar lo de siempre, lo de hace 31 años, la inercia, lo conocido". "Es evidente –añadió– que el gobierno resta más de lo que suma, que prefiere volver a una manera de hacer política agotada, desilusionada y caducada".

Quien según CiU encarna esa forma de hacer política, Carles Martí, lamentó los "discursos fariseos de quienes le pusieron (a Itziar González) la zancadilla". El primer teniente de alcalde no escatimó tampoco las alabanzas a la mujer que él personalmente fichó para la candidatura del PSC en las elecciones del 2007 con la clara intención de que dirigiera el distrito. Martí se comprometió a andar por el camino trazado por Itziar González. También el alcalde, que cerró el turno de intervenciones, aseguró que el gobierno municipal y la ex concejal "seguiremos compartiendo proyecto" y que González "seguirá trabajando por esta ciudad".

Jordi Hereu afronta este relevo en Ciutat Vella a un año de las elecciones y cuando la proximidad del verano le obliga a redoblar la guardia en el centro de la ciudad. La noche anterior, en una visita con periodistas a la comisaría de la Guardia Urbana en la Rambla, se dirigió a los agentes del turno de noche para garantizarles que Ciutat Vella "será la prioridad para nuestra ciudad". Precisamente por eso, añadió el alcalde, ha asignado al distrito al número dos del Ayuntamiento. "Venimos a reforzar –prometió– todas las estrategias para Ciutat Vella, en especial en seguridad y convivencia.

Publicat per RAMON SUÑÉ en el diari La Vanguardía

dimarts, 4 de maig de 2010

8 DE MAIG "XORIÇADA ENFRONT DEL PALAU DE LA MÚSICA"


08/05/2010 14:00

Acte festiu i reivindicatiu: l'Hotel del Palau s'ha aturat gràcies a la lluïta veïnal però hem d'estar atents de l'anul·lació definitiva i la recuperació de l'espai docent perdut i fer un equipament vinculat a la docència i/o la música.


Organitzen:
Associació de Veïns del Casc Antic
www.sosicascantic.cat
Veïns en Defensa de Barcelona Vella
http://vdbv-defensemelpatrimoni.blogspot.com ...segueix llegint

dilluns, 3 de maig de 2010

Retos difíciles para el distrito más duro

Hay una sensación extendida, no unánime, entre las entidades y personas más activas de Ciutat Vella de que la "etapa Itziar" ha acabado pronto. Hay un balance positivo de su gestión y sus modos de hacer política, incluso a la hora de apartar de circulación funcionarios hoy procesados, en el que se le atribuye un papel principal. Y dudas sobre el futuro.

Hay muchos retos abiertos en el distrito. Destacan la aplicación del plan de usos recién aprobado, la aceptación por la Generalitat del Raval Sud como beneficiario de la ley de barrios, la reforma urbanística en la Barceloneta y la inseguridad, a la que se puede añadir el incivismo y la prostitución callejera.

La aplicación del plan de usos, un instrumento urbanístico y social que González puede presumir de haber liderado, es crucial. No será fácil. El plan limita la concesión de licencias de locales de concurrencia pública, También limita la presencia hotelera en Ciutat Vella (aquí sin la aquiescencia de un amplio sector comercial), y pone coto a los apartamentos turísticos. Ya han sonado alarmas en el movimiento vecinal con la tramitación estos días de un nuevo hotel en el Raval Sud.

El plan de usos ha sido aplaudido por asociaciones de vecinos y por Tot Raval, la fundación que agrupa a más entidades culturales, empresariales, vecinales y otras. Desde el mundo del comercio no hay tantos aplausos. El Eix del Raval (500 establecimientos) lo ve bien enfocado pero demasiado riguroso con los locales de pública concurrencia. En línea similar, el presidente de Barnacentre, Santiago Martín, cree que "está más pensado para los vecinos que para los comercios", Núria Paricio, presidenta de Tot Raval afirma que "se ha hecho un gran esfuerzo en el plan de usos, con análisis y propuestas por barrios" y, a diferencia de otras voces también con peso, confía en su buena aplicación con Carles Martí, que ya fue concejal de un distrito "que conoce en profundidad". Además, recuerda que "Itziar fue una apuesta de Martí".

Es un punto de vista no compartido por la Xarxa Veinal de Ciutat Vella (FAVB y varias entidades más) que teme por el futuro del plan de usos, la anulación definitiva del "plan de ascensores" de la Barceloneta y la ley de barrios. Esta red espera, más que confía, en que a partir de ahora, con Carles Martí, "se mantengan los compromisos de González, por encima de intereses de partido y presiones de los grupos de especulación".

Con la ley de barrios, en la que González tanto insistió, el Raval Sud, el barrio más "duro" del distrito, puede recibir hasta 20 millones de euros dedicados a mejorar el espacio público, especialmente zonas como la calle Sant Pau o la de l'Om, así como proyectos de acción social en el barrio y equipamientos. Perder estas inversiones sería un mazazo para el Raval.

En otro extremo del distrito, en la Barceloneta, costó varios años apartar los aspectos más conflictivos del "plan de los ascensores" y pactar un plan de rehabilitación menos agresivo. La asociación de vecinos L'Ostia no esconde su temor a una vuelta a la versión más dura del plan, que asocian al anterior concejal, precisamente Martí. "Los problemas que han quedado sobre la mesa –dice la asociación– no se solucionarán con él, ya conocemos su gestión".

Capítulo aparte merece la seguridad. Pese a las estadísticas que hablan de estabilidad con tendencia al descenso de los índices de criminalización, la impresión general en zonas como el Gòtic o el Raval es de que se ha empeorado. Apenas sirve que a diario se desarrolle con normalidad gran cantidad de actividades culturales, comerciales y festivas para que esa impresión crezca en la ciudad. Tot Raval o Raval Eix Comercial se quejan de que "las pancartas" de una reivindicación de seguridad generan imagen de más inseguridad. Frente a ellos Raval per Viure, una plataforma que ha irrumpido en los últimos meses, habla de "degradación creciente", un diagnóstico muy compartido en todo el distrito.

Barnacentre opina que ha empeorado para residentes y para turistas. Se recuerda que desde octubre ha habido tres muertes violentas, por peleas seguramente relacionadas con el tráfico de drogas. La insistencia del alcalde Hereu a la Conselleria de Interior reclamando más Mossos para la Rambla y Ciutat Vella es más que un síntoma de lo preocupante de la situación.

Frente a la delincuencia, el sentimiento general sí es pesimista, pero no siempre se echa la culpa ni a la concejal saliente, ni al entrante, ni al Ayuntamiento. Responsables del Eix Comercial, aseguran que Guardia Urbana, Mosssos y distrito trabajan bien y que el problema está en instancias judiciales y en la aplicación de la ley , sobre todo a los reincidentes. En parecidos términos se expresan Tot Raval, Amics de la Rambla y casi todas las asociaciones de vecinos. Esta misma semana se han aprobado modificaciones en el Código Penal y se han abierto perspectivas de una justicia de proximidad para las faltas. Aún no mueven al optimismo.

Publicat per Lluís Sierra en el diari La Vanguardía

diumenge, 2 de maig de 2010

El port de Barcelona detecta un frau de 15 milions al nou dic Est

La direcció del port de Barcelona estudia si denuncia davant la justícia un presumpte frau comès durant la construcció de la prolongació del dic Est. Aquesta instal·lació d’abric de la superfície portuària va ser adjudicada el 2001 per 197,2 milions d’euros. El 53% de les obres van anar a càrrec de fons europeus. Per afrontar els treballs, el port va obtenir un crèdit, també, del Fons Europeu d’Inversions. La quantitat defraudada podria estar entre els 15 i els 16 milions, segons ha pogut saber El PERIÓDICO de fonts del consell d’administració de l’Autoritat Portuària de Barcelona (APB).
Segons totes les veus consultades, ni el port ni la unió temporal d’empreses que va obtenir-ne l’adjudicació, formada per FCC Construcción, Ferrovial-Agroman, Construcciones Rubau i Copisa, coneixien les suposades irregularitats fins que l’Agència Tributària els ha posat sobre la pista. Segons les dades d’Hisenda, a les obres del dic Est s’hi hauria produït una sobrecertificació de material d’obra, en concret terra per al rebliment i ciment, sempre segons les mateixes fonts.
Les obres, finalitzades el 2008, van consistir en una ampliació de 2,17 quilòmetres del dic que ja hi havia. La desviació, a la dècada passada, del riu Llobregat cap al sud va alliberar una gran franja de superfície sobre la qual s’ha assentat l’ampliació del port, que duplicarà ­l’espai de què disposa fins a arribar a les 1.300 hectàrees. I a més port, més necessitat de dic. Amb aquesta finalitat es va construir el nou dic Sud, de 4,8 quilòmetres de longitud i 350 milions de cost, i es va allargar el de l’est, el de l’antiga escullera.

25 METRES SOTA EL MAR / El dic Est s’assenta a 25 metres sota el mar, sobresurt dos metres i té una amplada a la base que és de 200 metres lineals. Els càlculs previs estipulaven que faria falta abocar 12,4 milions de tones de terra i col·locar ­posteriorment 450.000 metres cúbics de formigó en blocs de 50 tones al llarg del dic.
Però en aquesta mena d’obres els marges d’imprecisió són amplis. Pot passar que, una vegada s’hagin començat totes les tasques, faci falta més o menys material d’obra. Per evitar problemes a les empreses, els treballs se certifiquen cada cert temps. Es pot dir que les constructores ­passen despeses, com faria un ­executiu amb els taxis que agafa al mes.
En aquest cas, les indagacions d’Hisenda revelen que s’hi ha ­sobrecertificat. És a dir, s’ha presentat al cobrament més material d’obra del que realment s’ha fet servir. La partida d’obra en la qual s’ha detectat el frau era de 45 milions. És a dir, que si estava pressupostada en 45 però el frau és de 15, es pot deduir que el valor real va ser de 30. ­Els ­altres 15 milions es van justificar amb factures falses. Amb rebuts de taxi inventats, seguint el símil anterior.
Dit d’una altra manera, si les coses s’haguessin fet bé, les obres haurien sortit 15 milions més barates al port, però en cap cas han sortit més cares del que s’havia adjudicat. Més que servir de consol, aquesta dada marca diferències amb altres tipus d’irregularitats basades en el sobrecost.
¿Com ha deduït el fisc la irregularitat? Doncs a l’hora d’escrutar els comptes d’una empresa subcontractada per la UTE. En concret al cotejar l’IVA pagat en materials per aquesta firma amb l’IVA que ha rebut després de certificar, després de cobrar despeses.

OBRES DE 82 MESOS / La presidència del port requeia, l’any 2001, sobre Joaquim Tosas, que va ser rellevat per Joaquim Coello el 2004. El president és nomenat pel Govern central, encara que en una espècie de pacte no escrit sempre es designa el candidat que tria el Govern de la Generalitat. Així, per cenyir-se al període que van durar les obres, 82 mesos, és a dir, gairebé set anys, dos més dels inicialment previstos, mentre Tosas va ser designat per CiU, Coello i actualment Jordi Valls ho van ser pel tripartit.

Publicar per XABIER BARRENA / JESÚS G. ALBALAT en el diari El Periódico