dimarts, 29 d’abril de 2008

LA FATXA (JUNIO 2006)

V.E.I
VÍCTIMA
ESPECULACIÓN
INMOBILIARIA

LAS CONSECUENCIAS DE LA INVASIÓN DE LOS GUIRIS -CAPÍTULO 2- (ISOLDA DOSRIUS DÉLAFEU) -Capitulo 1º-

Os lo prometí y lo cumpliré... No sé en lo que estaba pensando cuando escribía la semana pasada... Bien, bien, bien. Mis queridos guiris: ¿cómo reconocer a estos "catalanets" con cara de ángel?

Recuerdo que cuando era joven mi abuelo compró un terreno enmedio del Eixample. Nadie quería darle un duro por ellos, y ahora mi familia tiene un "imperio en el centro de BCN". Mis hermanos son los administradores (y ellos tienen la pasta, no yo, sólo quiero tener el suficiente dinero para vivir e ir a los acontecimientos importantes organizados por la "gent de bé" de B-C-N...). Pero ellos no quieren alquilar sus propiedades a los guiris, ni tampoco vendérselas. Nooo, mi familia y yo no somos de esos "catalanets" con cara de ángel. Somos elegantes y vestimos con clase, nuestro modo de vida es clásico y, nuestros movimientos, distinguidos. Nos podéis reconocer a 200 metros de distancia.

Si queréis vivir aquí con calma, debéis conocer a estos "catalanets" con cara de ángel. Son los nuevos ricos o "polls ressuscitats". Como prefirais...

Imaginad. Un día, en vuestra mini-habitación, con vuestros libros y ropa por el suelo, vuestra ropa interior, las manchas de bebida en la pared, en vuestra cama el adorable cactus que os envió vuestra ex-novia, y en el techo vuestros skies, y la ropa de invierno... Tenemos que considerar que sólo tenéis 5 m2 para vivir y ¡estais pagando 400 $ por eso! Estais espiando a vuestra vecinita sexy que vive a 2'5 metros delante vuestro, mientras leeis "La Vanguardia", buscando un piso, por ejemplo en La Barceloneta. Imaginad. ¡Sorpresa!

Encuentras un piso encantador, pequeño y bonito en La Barceloneta, y sólo por 550 $. Tu boca dibuja una sonrisa: Wow, y tu sexy vecinita cree que estás excitado con su cuerpo de guiri. Escribes el número de teléfono de este piso y llamas a la hija de mi vecina, te vistes (¡ejem!), sales a la calle, coges el bus, das dos besos a la hija de mi vecina, te tomas una cerveza en The fastnet bar, y los dos llamais al "catalanet" con cara de ángel (aunque todavía no lo sabéis).

Imagina. Habéis quedado esta tarde a las 20:00 horas. Estás emocionado y muy alterado. No puedes parar de hablar con la hija de mi vecina. Imagina. Ahora, estás en el piso y estás hipnotizado: luz, luz y más luz, 30 m2 en lo alto del edificio, tendrás espacio para tus cosas. El "catalanet" vive con su esposa, una mujer norteamericana, hermosa mujer con voz angelical. Ellos quieren dar su corazón a los nuevos guiris como tú, ¡ayudarles realmente! No tienes ninguna duda, les crees y pagas los 1100 $ de depósito. Les pides el contrato del piso y ellos, con una dulce voz, te prometen que te lo darán pronto. Te crees que son los propietarios. Pero a la hija de mi vecina no le gusta la suciedad y la pendiente de las escaleras -además de no tener luz-, no le gusta que no tengáis lavabo, no le gusta que haya agua en el techo, no le gusta el dinero que se ha pagado por el m2 y no le gusta la cara sonriente de este "catalanet" (no mostraba sus dientes). Pero tú has confiado en ellos.

Imagina. Eres feliz pero a veces no tienes luz en casa porque el equipo eléctrico fue instalado en 1920 aproximadamente. El "catalanet" no quiere resolver este problema. No tienes ningún contrato de alquiler. Imagina. A veces no tienes agua durante dos días. Pero eres feliz: puedes vivir en La Barceloneta. Imagina.

(Cuando Isolda Dosrius Délafeu era una niña feliz, ella aprendió muy rápido el arte de la pereza. Ahora es una arrogante y ambiciosa mujer. Casada con un arrogante y ambicioso catalán, ¡por supuesto!).