dijous, 7 de febrer de 2008

Informació de l'AAVV l'Òstia i de la Plataforma



“Plan de los ascensores”

El ayuntamiento se ha visto obligado a parar el plan, ya que aun no saben dónde realojarán a todos los afectados, porque entre todos les hemos hecho ver que el “plan” es muy difícil aplicarlo y que sería peligroso técnicamente para las fincas de La Barceloneta, porque se ha dado cuenta de que muchos no queremos este plan, ni marcharnos del barrio. Pero el “plan” podría ponerse en marcha en cualquier momento, por eso, la AAVV de l'Òstia y la Plataforma estamos preparando con abogados una demanda para impugnar el “plan” ante la justicia de lo contencioso administrativo. Creemos que tenemos que ser los vecinos los que decidamos cómo debe cambiar nuestro barrio, y que nadie tiene que irse en contra de su voluntad.

Y el “plan” dice que los inquilinos no tienen voz ni voto, no pueden decidir si quieren o no que se ponga el ascensor y pueden decidir menos aun si es su casa la que se tiene que tirar para poner ascensor. Pero tampoco está a salvo el pequeño propietario, que seguramente no podrá hacer frente a los gastos que suponga la reforma, ni a la presión de inmobiliarias y promotoras. Por ello, pedimos que se pare el “plan” hasta que los jueces den su opinión al respecto.

Reflexión

Cada vez más vecinos de este barrio están despertando del sueño profundo al que nos habían sometido durante años con la falta de información. Falta de información sobre los cambio urbanísticos que se producían en el barrio. Este despertar es algo bueno. Despiertos pueden defenderse de cualquier agresión a su bienestar, a su patrimonio, a su entorno social. Conseguir que la Administración se dé cuenta de que tiene que contar con el vecino es muy trabajoso, y el vecino es el que cuenta.

Desde que se aprobó el “plan de los ascensores” se está haciendo realidad lo que expertos como Mercé Tatjer o J.M Vilanova dijeron el 14 de febrero del año pasado: se ha abierto la caja de Pandora. cada vez más a menudo nos estamos encontrando con que hay vecinos que se ven privados de vivir en su casa de alquiler, porque los especuladores no quieren renovarles el contrato; o porque empiezan a hacer mobbing para que los inquilinos se vayan asustados de sus casas. Cuando los especuladores consiguen esto, tienen sus pisos disponibles para el momento en que el Ayuntamiento dé luz verde a poner los ascensores; y mientras tanto los usan como apartamentos para turistas. Si tienen un poco de suerte, también se irán los vecinos del resto de pisos y no les supondrán ningún gasto a la hora de poner el ascensor.

Pero tampoco se salvan los vecinos que son propietarios de su piso, ya que con el 50%+1 no quedan protegidos frente a los grandes inversores que pueden usar todo tipo de estrategias para llevar a cabo sus objetivos, es decir sacarle la mayor rentabilidad a los pisos, caiga quien caiga.

Anuncio e invitación

A finales de este mes hará un año de la aprobación del “plan” por todos los partidos políticos en el Ayuntamiento, un plan que ha hecho que la presión del mercado inmobiliario eche cada vez más vecinos de sus casas. Presión frente a la que el Ayuntamiento no está haciendo nada, y dice que poco se puede hacer, pero ello mismo aprobaron un plan que ha dado pie a la especulación a meterse de lleno en el barrio (hecha le ley, hecha la trampa, y ya sabemos que las leyes las hacen los poderosos y NO las hacen para beneficio de los pobres). Así que el 7 de marzo convocamos a todos los vecinos y vecinas del barrio a una manifestación para pedir:

la anulación del “plan de los ascensores” y el impulso de un proceso de participación real

un política contundente contra el mobbing inmobiliario y aquellos que lo ejercen

que ningún vecino tenga que marcharse del barrio, ni por el “plan de los ascensores”, ni por no poder pagar un alquiler caro

Invitamos a que todo el que quiera traiga su cacelora, su pancarta con su reivindicación, con aquello que cree que hace falta en el barrio. También invitamos a todas las asociaciones, entidades, coros, grupos, equipos de fútbol o waterpolo, grupos de música o cantores, colectivos, diables... a que se sumen a la manifestación; ya que lo que está en juego es nuestro barrio, y esta vez va en serio. Si no lo hacemos juntos, solos no vamos a poder.

Associació de Veïns de l'Òstia y Plataforma d'Afectats en Defensa de La Barceloneta.

Recuerda que si tienes cualquier duda sobre el “plan”, o pasa algo raro con tu contrato de alquiler o tu piso; si te están haciendo mobbing, abrimos cada martes la Oficina en Defensa del Barri, de 17 a 20. en la c/Pescadors 49 para asesorarte en los casos de mobbing e informarte sobre el “plan de los ascensores”