diumenge, 23 de setembre de 2007

Festes de la Barceloneta 2007











Ahir dissabte a les 22.30 hores es van inaugurar les Festes de la Barceloneta 2007, en el carrer Pescadors el Pregó de les Festes Major ho va realitzar el nostre nou veí Hellmut Berger
Desde muy lejos, desde esa larga y delgada franja de tierra llamada Chile, de la misma tierra en que aquel barco con nombre de Winnipeg llegara al puerto de Valparaíso, barco que consiguiera el poeta y premio nobel de literatura Pablo Neruda para salvar vidas de muchos catalanes durante la guerra civil, desde esa tierra, mi tierra, vengo yo hasta aquí, con este pregón, con un saludo a esta Barceloneta histórica, a este barrio con alma de marinero.

Hace un poco más de un año que yo llegué a este barrio, después de haber vivido el frío de Suecia durante 20 años. Llegué aquí a vivir una nueva vida, una nueva experiencia.

Les contaré algunas de las primeras anécdotas que he vivido en mi nuevo barrio. Por ejemplo les contaré la historia del sofá recién comprado en Ikea. A pocos minutos de haberlo bajado del coche y mientras yo aparcaba, este lindo sofá de color rojo empezó rápidamente a moverse. Me acerqué rápidamente también y le pregunté a la persona que amablemente lo levantaba -claro, yo muy inocente pensé que me estaban ayudando a llevarlo a mi casa, pero me di cuenta que iban en dirección equivocada.

-Señora, disculpe, pero adónde va con mi sofá?

Ella, a su vez, con la sonrisa en los labios comentaba a su amiga:

- Qué guay son en este barrio, mira las cosas buenas que se encuentran aquí!

Ahí entendí que en este barrio sí hay mentalidad de reciclaje.

A pocos días de mi primera experiencia con el sofá, voy por mi coche que había aparcado a metros de mi casa, el cual misteriosamente y como por arte de magia había desaparecido. Llamo a mi novia desesperado.

- Nos han robado el coche!

Y de nuevo nos damos cuenta que el señor alcalde de Barcelona nos había dejado una pegatina triangular que decía "El coche se lo llevó la grúa"...180 euros por el servicio tuvimos que pagar. De esta forma supe que me tenía que empadronar para poder apacar.

Al otro día me despierto con sardanas y alegría, abro la ventana y veo con sorpresa que los cabezones y gigantes venían. También por esas fechas pasaron los coros cantando "tírate de la moto, de la moto tírate, tírate a la rubia y a la morena también". Llegaron después los diablos y la verbena de San Juan.

Y así, pasando el tiempo, me di cuenta que el barrio tocaba las cacerolas, que los vecinos se juntaban en la iglesia de Sant Miquel preocupados. Fue así también y sin darme ni cuenta que me uní a los vecinos de la Ostia, porqué también creo que hay un plan mejor para todos... Como (hace muchos años, en el siglo XVIII) también pensó el arquitecto Verboom, el que hizo el proyecto que hoy se llama La Barceloneta.

Ya no están quizás los botes ni las redes de los pescadores, ya no está la Maquinista ni la vieja casa de la guardia civil, pero sí les digo, que aún existe y existirá el cariño y las ganas, la fuerza de mantener viva nuestra querida Barceloneta.

Pescadores y Pescadoras, vecinos de l’OSTIA, quiero pedirles respetuosamente ser uno más de este barrio y así obtener el visado y el título de vecino de la Barceloneta. Quiero que mis hijos, que espero pronto lleguen, sean la nueva generación de este barrio, nuestro barrio, para continuar con esta tradición de la Festa Major. Claro que para esto les aviso: busco piso porqué mi contrato se acaba en mayo.

Queridos vecinos y vecinas, les propongo una tarea: cuidemos la Barceloneta entera, el Carrer dels Pescadors y su historia, hagamos como el poeta de mi tierra Neruda y busquemos juntos el barco que nos una, que mantenga a flote la esperanza, que siga dándole fuerzas a nuestra gente trabajadora de nuestro barrio para seguir luchando, para que nunca se acabe el cariño que en nuestras calles existe.

Y me despido porque es hora de baile y no de discursos. Ostianos de tan cerca y de tan lejos, pescadores, pescadoras, calvos, peludos, chicos, grandes, punkis, raperos y rockeros: bienvenidos a este barrio y a estas fiestas. A todos ustedes les pido que me acompañen en este grito que se me escapa del pecho: VISCA LA FESTA MAJOR! VISCA LA BARCELONETA! VISCA EL CARRER DELS PESCADORS!