dijous, 18 de febrer de 2010

Protesta a la Barceloneta per demanar la construcció d'un col·legi

Pares, mares, nens, professors i veïns del barri han tallat avui el Passeig Marítim de La Barceloneta per exigir la immediata construcció del CEIP Mediterrània.

A les 17.30 més d'un centenar de persones han tallat els trànsit del Passeig Marítim, a l'alçada on es troba el solar de l'antiga escola Mediterrània, per demanar a l'administració, a la Conselleria d'Educació que iniciï les obres del col·legi.

El CEIP Mediterrània va estar enderrocat fa més de tres anys, i des de llavors els nens han d'estudiar a uns barracons ubicats al pati d'un altre col·legi del barri.

Els pares i mares es queixen de les males condicions que suposa estudiar en barracons i que ja porten més de tres anys en aquesta situació.

El tall de trànsit ha estat acompanyat per una batucada del barri de nens de 10 anys que han anat a donar suport als seus amics de carrer. Altres nens han decidit posar-s'hi a "saltar a la comba" (i no han estat poques les mares que els han seguit) o jugar a la pilota.

Els manifestants duien pancartes amb lemes com "3 anys en barracons", "¿cuánto tiempo más?" o "més informació". El AMiPA i els pares es queixen de que no coneixen el calendari d'execució del projecte, i expliquen que necessiten estar informats del calendari per saber quant ha de durar aquesta situació que consideren insostenible.

A les 18.00 s'ha donat per acabada la protesta i batucaires, nens, veïns, nenes, mares i pares han marxat.

Els convocants reclaman la immediata construcció del col·legi i que le Generalitat publiciti el calendari d'execuació.

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Familias de un colegio demolido por aluminosis en Barcelona reclaman instalaciones nuevas

BARCELONA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unos 60 padres y madres de alumnos de la escuela de Infantil y Primaria Mediterrània de Barcelona que fue demolida hace tres años por problemas de aluminosis, se concentraron hoy para reclamar nuevas instalaciones para sus hijos, ya que éstos estudian en barracones ubicados en el patio de otro colegio del barrio, el centro Alexandre Galí.

En declaraciones a Europa Press, una de las madres del Consejo Escolar, Silvia Ayma, explicó que realizaron una protesta ante el solar de la antigua escuela, e incluso cortaron durante algunos minutos el paseo Marítimo de la ciudad.

Criticó que el Consorcio de Educación de Barcelona no ha concretado, después de tres años, una fecha para la construcción de la nueva escuela y recordó que la educación es un derecho fundamental.

"La estancia temporal en barracones supone grandes faltas para la educación de los niños, desde la reducción del servicio de limpieza, el minúsculo comedor y un patio muy reducido", dijo.

No obstante, fuentes del Consorcio de Educación de Barcelona indicaron a Europa Press que no existía ningún compromiso de que la nueva escuela estaría construida en tres años.

Asimismo, indicaron que los arquitectos están "ultimando" el proyecto" y que la próxima semana el gerente del consorcio, Manel Blasco, lo mostrará a la comunidad educativa y a los vecinos de la Barceloneta.

pescaito ha dit...

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=688651&idseccio_PK=1022

Clamor en la Barceloneta por un barracón escolar que se eterniza

1. • El CEIP Mediterrània, que sufría daños estructurales, fue derribado en el 2007
2. • Los chicos estudian en el patio de otro colegio y el nuevo no tiene calendario

Alumnos del CEIP Mediterrània cortan el paseo Marítim, ayer en la Barceloneta, para pedir la construcción del colegio derribado hace tres años. Foto: RICARD CUGAT
Alumnos del CEIP Mediterrània cortan el paseo Marítim, ayer en la Barceloneta, para pedir la construcción del colegio derribado hace tres años. Foto: RICARD CUGAT

HELENA LÓPEZ

Los alumnos del CEIP Mediterrània, en la Barceloneta, hace tres años que no ven el mar desde el patio del colegio. El tiempo que llevan asistiendo a clase lejos de su escuela, en módulos instalados en el CEIP Alexandre Gal·lí, después de que en el 2007 el ayuntamiento derribara la escuela por graves problemas estructurales. Y, lo que en principio debía ser una medida provisional, va ya por el tercer año, y la solución no se intuye cercana. Las obras todavía no han empezado y el Consorci d’Educació aún no ha puesto sobre la mesa un calendario, lo que ha colmado la paciencia tanto de los padres como de los vecinos del barrio, que ayer cortaron el paseo Marítim para exigir el inicio inmediato de las obras.
Un centenar de padres y de niños del barrio, alumnos del Mediterrània y «amigos de la calle», se concentraron sobre las 17.30 horas delante del terreno donde antaño se levantaba su escuela y donde reclaman que se inicien las obras del nuevo edificio, hoy por hoy un solar abandonado donde se acumula basura.

DESGASTE DEL PROFESORADO / «Lo único que pedimos es una fecha. Que nos digan cuándo empezarán las obras», demanda Montse López, madre de Paula y Maria, la primera estudiante de cuarto, y la segunda, futura alumna de P-3. Esta dilatada provisionalidad produce un desgaste también en el equipo docente. «Los barracones son correctos, pero para un curso o dos, como mucho tres. No más. Al no tener calendario no nos podemos embarcar en ningún proyecto de innovación, porque no sabemos con qué instalaciones podremos contar», lamenta María Ascensión Fumanal, directora del centro, presente en la manifestación.
Además de los inconvenientes de estudiar en barracones, –«como okupas, robando espacio a un colegio ajeno», describe López–, los padres de los 160 alumnos temen que la escuela no se llegue a construir. «Si la situación se alarga mucho, cada vez habrá menos niños que se matriculen y eso puede hacer que al final los distribuyan entre otros centros y acabemos por desaparecer», teme Silvia Ayma, madre de Dídac y Josep, alumnos de quinto. «Y no lucho ya por mis hijos, que sé que el centro nuevo no lo pisarán, sino por el barrio, que no puede permitirse perder una escuela», añade convencida. Además de madre, Ayma es exalumna, «como muchas de las madres de barrio», reivindica.
Los miedos de estos padres –madres la inmensa mayoría de los ayer congregados en la protesta– no son infundados. «Primero iban a hacer una escuela de dos líneas con guadería. Ahora dicen que será una escuela de una sola línea y sin guardería. A ver si al final resulta que si van reduciendo acaben por no construir nada», explica López, preocupada.

SIN PRESUPUESTO / Fuentes del Consorci d’Educació de Barcelona indicaron ayer que la disminución presupuestaria hizo que la construcción del colegio quedara fuera del último acuerdo de gobierno. «El calendario no se puede fijar hasta que esté elaborado el presupuesto, y el presupuesto no lo tendremos hasta que tengamos el proyecto definitivo», apuntan esas mismas fuentes.
De momento, GISA ha encargado a instancias de la Conselleria d’Educació un anteproyecto a un equipo de arquitectos, que, según el consorcio, tienen previsto mostrar a la dirección de la escuela la semana próxima en una reunión a la que la directora del centro, por el momento, no ha sido convocada.

pescaito ha dit...

http://www.youtube.com/watch?v=_bJbZVhaF9Q

Canción sobre barracones