dilluns, 3 d’agost de 2009

DIARIO "SUR IN ENGLISH" (DEL 10 AL 16 DE JULIO DEL 2009)

Esto es un poema que envió una lectora al diario "Sur in English", publicación semanal gratuita de más de 20 años que comenzó en Málaga y se ha extendido a otras provincias andaluzas, aunque sigue predominando mayoritariamente en Málaga -sobre todo en la zona costera-. Otros puntos de distribución son Granada ciudad, Cádiz ciudad, Córdoba ciudad y Huelva ciudad. Es una publicación íntegramente en inglés y que va enfocada al turista de paso y residente que está por esas zonas. Evidentemente, la sección inmobiliaria y de negocios dirigidos a este colectivo tiene una gran presencia en esta publicación.

Lo que más me llamó la atención de este diario fue este poema. En él, una lectora expresa con desencanto lo que era la zona donde compró su chalet y en lo que se ha convertido en estos últimos tiempos. He decidido ponerlo en las dos versiones -la original y la traducida- para que aquellas personas que sepan inglés puedan ver las diferentes rimas que la autora realiza.

THE MOUNTAINS OF MÁLAGA (BY ANNE HARDWICK)

The magnificent mountains of Málaga
Cluster behind the coast
As if protecting the shoreline
And the towns we love the most
The beautiful Mountain Bermeja
La Concha and others beside
Sprinkled with little white villages
Like pearls in the hair of a bride
For centuries Spain has preserved them
A virtual feast for the eyes
But recently man has besmirched them
With the start of the ugly high-rise
And hundreds and hundreds of buildings
Stretching inland for mile after mile
With little regard for the damage
To the vista which once made us smile
In a desperate bid to make money
The building just went on and on
But we're wondering who's going to live there
Most of the tourists have gone!



LAS MONTAÑAS DE MÁLAGA (POR ANNE HARDWICK)

Las magníficas montañas de Málaga
agrupadas detrás de la costa
protegiendo la primera línea de costa.
Y las ciudades que quisimos tanto.
La maravillosa Montaña Bermeja,
La Concha y otras que están cerca.
Distribuidas con sus pequeños pueblos blancos
como perlas en el cabello de la novia.
Durante siglos España las ha preservado,
siendo un banquete virtual para los ojos.
Pero, recientemente, el ser humano las ha profanado
con el inicio de sus feos rascacielos.
Cientos y cientos de edificios
expandiéndose tierra adentro milla tras milla,
con muy pocos escrúpulos hacia el daño
ocasionado a las vistas que una vez nos hicieron sonreír.
En una desesperada apuesta por ver quién hace más dinero con todo ello.
La construcción continuaba y continuaba,
pero mientras pensamos quiénes van a vivir allí...
¡muchos turistas se han ido!

Article aportat per VEI