divendres, 31 d’octubre de 2008

Un regalito de media-spree (berlin)

1 comentari:

Anònim ha dit...

Una buena metáfora de los inversores que sólo ven negocios donde antes había vida. Felicidades a Wolfang.