diumenge, 16 de març de 2008

Diarios de Turistas

V.E.I
VÍCTIMA
ESPECULACIÓN
INMOBILIARIA

A partir de ahora, y durante unas cuantas semanas, mi intención es daros a conocer unos cuantos artículos de un diario hecho por turistas que están viviendo entre nosotros/as y no dirigido necesariamente hacia el visitante que viene ocasionalmente por estos lares -ya sea una semana, ya sean dos años-. A ver, en principio sí que van dirigidos a este tipo de personas, pero también va enfocado al local que sabe inglés y quiere enterarse de cómo perciben nuestros barrios y de lo que se cuece -tienen una buena agenda de fiestas, bares, conciertos o exposiciones-. En un principio, se notaba que tiraban más para casa y se desinteresaban absolutamente de todo lo que pasaba por aquí, sólo explicaban las típicas historias de guiris y otras ocurrencias divertidas que se les pasara por la cabeza. Incluso tenían una sección de compra-venta y alquiler de pisos, viendo el negocio y los intereses de su comunidad.

No obstante, abandonaron a los pocos números esta práctica. Y, en defensa suya, tengo que alabarles que desde el primer número incluyeran artículos críticos con las repercusiones que tiene el turismo sobre los alquileres y el precio de la vivienda -ya sean medio en broma, medio en serio-. Con el paso del tiempo han ido ganando en crítica y ya es raro ver el número en el que no se meten con nuestro querido ayuntamiento -critican la ordenanza cívica o el sistema del Bicing, por ejemplo- o no sacan noticias relacionadas con planes de reforma interior o noticias críticas sobre el mundo inmobiliario. Me he visto en la necesidad de traducir estas historias porque las he visto sumamente interesantes para el barrio. Es una pena que no se puedan leer si no sabes inglés y, por otra parte, es muy necesario saber cómo piensan y perciben nuestro vecindario. Al fin y al cabo, son nuestros vecinos/as y cada año son un porcentaje más creciente -por desgracia, en opinión personal-. Otro aspecto a destacar es lo que les gusta La Barceloneta, alabándola a la mínima que pueden e incluyéndola en cualquiera de sus escritos, de ahí mi interés personal por sacar a la luz estos trabajos. Se puede decir que están dispuestos a pagar lo que sea para vivir aquí.

Algunas traducciones puede que no sean fielmente reflejadas, pero he de reconocer que mi nivel no es excelente y existen escritos que están en una jerga muy callejera. En su afán por integrarse, también están incluyendo en su revista artículos en las dos lenguas oficiales que tenemos -aunque siga destacando el inglés, evidentemente-. Bueno, para la persona que quiera más información sobre esta gente, que vaya a esta página web: www.bcnweek.com, o que recoja directamente el diario en los sitios más modernos y bohemios -en nuestro barrio: bitácora, absenta, ...-.

Empezaremos con dos editoriales: una es la presentación de la revista, allá por su número 1 (mayo 2006); la otra trata sobre el número que hablaron de nuestro barrio (julio 2007). Sí, señores y señoras, le dedicaron un número entero a La Barceloneta. Cosa que no han hecho hasta la fecha con otro barrio, al menos que yo sepa. Para próximos escritos de esta revista, quien quiera saber más que se dirija a esta introducción. Como siempre, degustad la lectura.

"BCN WEEK" (MAYO 2006) Editorial, Jennifer Cross

Queridos lectores/as:

En el caso que no tuviérais la suerte de haceros con el ejemplar de prueba de marzo (el número 0), aquí estamos otra vez. No somos periodistas. Somos aventureros/as, expertos/as en presentaciones de "powerpoint", ayudantes de oficina, diseñadores/as gráficos, empresarios/as, fotógrafos/as, paseadores de perros. Todos/as nosotros/as estamos juntos por una razón, un deseo de llamar a BCN "hogar" por más tiempo que un simple verano y por la necesidad de crear una publicación en inglés que no sea repelente.

Aprendimos mucho durante el lanzamiento de BCN week. Algunas de las cosas más importantes que nos gustaría que aprendiérais son: no venden No-Doze (estimulantes para no dormir) en España pero cuatro cafés tienen un efecto similar; intentar hacer la editorial semanal en un bar no es muy productivo; el Jack Daniel's está bien, es un buen sustituto para el OJ (ni idea de lo que puede ser) en los desayunos; el bar Dos Trece hace una comida de media mañana un tanto escasa; tienes que adecuar tu agenda personal con vistas al calendario del Barça; la generación retro de los 1980's pone en la radio la canción "Unhappy Birthday (cumpleaños infeliz)" de The Smiths más de 6 veces en menos de 12 horas de programación.

Estamos buscando a más gente como nosotros/as. Si te has encontrado alguna vez debatiendo qué es mejor, si pimientos o chipirones, a las 5 de la mañana en Plaça Reial y con un hombre que no conoces pero tiene los dientes resplandecientes, entonces queremos conocerte.

"BCN WEEK" (JULIO 2007) Editorial

Me gusta mirar dentro de los agujeros. Oscuros, amplios, enormes agujeros. No me llames salido, Gladys: estoy hablando de la construcción. Quizá sea el niño pequeño con un juguete "Tonka" que hay dentro de mí, pero no puedo ayudar excepto lanzando un gran ganso dentro de las profundidades del espacio excavado: reclamando el gran vacío. ¿Como el vacío existente en mi cabeza, quisiste decir? No. Parte de esta curiosidad viene por saber más de la tierra donde estamos.

En una ciudad tan antigua como Barcelona -que ha aguantado tantos cambios e historia, tantas pisadas en sus paseos, tantas vidas empezando y acabando-, esta antigüedad creía que estaba originada por la muerte, o la tierra dura -tan fructuosa como insensible-, exuberante como la roca del desierto. Imagino que resquebrajar la superficie del pasado para operar alguna arteria, o implantar un nuevo intestino, tiene que ser como recuperar una tierra yerma para volver a cultivar. Por lo tanto, las personas que urgan sobre el pasado deben de sentirse un poco frustradas al tener semejante responsabilidad y no participar activamente en la nueva vida que van a crear -o reanimar-.

Esta semana hablaremos sobre un trozo de BCN que se nos pierde como un recuerdo: La Barceloneta. En el pasado, este barrio siempre había sido un lugar para las clases más pobres. Sin embargo, ahora, una nueva clase -extranjera y rica- le ha asignado un nuevo valor a este barrio. El ayuntamiento está haciendo esfuerzos considerables en hacer de La Barceloneta un lugar más bonito y hospitalario, pero muchos vecinos/as se sienten ignorados. ¿Cómo será La Barceloneta dentro de 10 años? Si Maya (una columnista de la revista) tiene razón será un sitio realmente de moda con muchas cosas para divertirse. Ya sabes, es más bonito conforme más sencillo se hace. (Esta sencillez está motivada por más pisos con ascensores y mejores accesos -lo que hará que los pisos sean más atractivos para la gente que ahora piensa que vivir allí no vale la pena-.) La limpieza del barrio es fuerte y competitiva.

NOTA: la zona de corchetes del último párrafo es una traducción libre mía.