diumenge, 11 de maig de 2008

Es descobreix una nau medieval que va naufragar al Pla de Palau


Les excavacions que porta a terme des de l'octubre del 2006 el servei d'arqueologia municipal del Museu d'Història de la Ciutat al baluard del Migdia, fortificació pertanyent a la muralla de Barcelona construïda al segle XVI, han topat amb una troballa de notable valor històric: una nau medieval que hauria naufragat davant de la zona que actualment ocupa el Pla de Palau. Aquest descobriment s'ha fet al costat mar del baluard.

Llegir article

2 comentaris:

Anònim ha dit...

El sector inmobiliario está de enhorabuena: ¡Por fin buenas noticias! Y es que, a raíz de unas obras, se ha realizado un hallazgo histórico sin precedentes en la costa catalana. La aparición de una embarcación del siglo XIII-XIV ha surgido durante la construcción de un aparcamiento subterráneo en la Barceloneta, un barrio de la ciudad condal que fue, en tiempos del medievo, mar abierto. Las obras realizadas por Sacyr Vallehermoso, al estar situadas en un lugar céntrico de la ciudad, han contado con la supervisión del Museo de Historia de Barcelona, dando por resultado el histórico hallazgo.
El pecio, de origen cantábrico, según Xavier Nieto, director del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña (CASC), es la prueba física que demuestra que hubo comercio marítimo entre el Mediterráneo y la zona atlántica durante la época medieval. Hasta el descubrimiento de la embarcación, se sabía de este comercio por numerosos escritos de la época, pero no se tenían pruebas físicas del mismo.
«Antes, el desplazamiento de mercancías se hacía mucho más por mar que hoy en día», cuenta Nieto. El traslado de cargas pesadas por tierra no era sólo mucho más costoso, si no que los bandoleros y las demás dificultades de la época empujaban a los comerciantes a optar por la vía marítima. Dar la vuelta en barco a la Península Ibérica no era, de todas maneras, empresa fácil. El éxito de ésta dependía sobre todo de las condiciones climatológicas: la travesía oscilaba entre apenas diez días y los tres meses, siempre dependiendo del estado del mar.
Según Nieto, a pesar de que sólo ha quedado una pequeña parte de la embarcación, ésta, realizada al modo vikingo, se conserva en buen estado. «Es díficil encontrar madera si no es con el clima adecuado: necesita de humedad para su conservación, aunque con el paso del tiempo se transforma en una especie de corcho». El pecio, que ha sido convenientemente humedecido para mantenerlo en buen estado durante la excavación, será despiezado para su traslado al CASC en Gerona. Allí, se procederá a extraer la sal de la embarcación, proceso que durará medio año. Una vez desalada, la madera será tratada con una cera sintética llamada PEG que expulsará el agua de la misma y que hará que se solidifique, proceso que durará unos tres años.

anda ya ha dit...

No, si la noticia, como comentaba uno de vosotros, no es que se haya encontrado un barco, sino que lo hayan dicho, porque esto les puede suponer una parada en la obras de varios meses con el consiguiente dineral perdido.

Lo que me sorprende es que hayan avisado del hallazgo. Con lo fácil que hubises sido decir... "nada Paco, sigue sigue, que eso seguro que es un palet mal puesto... dale, dale a la excavadora...".