diumenge, 25 de novembre de 2007

Carta al Excm. Sr. Jordi Hereu i Boher Alcalde de Barcelona

Queremos manifestar nuestra indignación por las consecuencias de la aplicación de la Ordenança Cívica en el derecho al uso del espacio público, de participación y manifestación de las organizaciones y movimientos sociales; así como denunciar las políticas represivas, de fragmentación y debilitamiento del debate crítico y la acción ciudadana en Barcelona.

Denunciamos que:

- Mientras crece el aparato administrativo y publicitario del Ayuntamiento; las organizaciones enfrentan no sólo la falta de medios y apoyo municipal, también la vulneración de sus derechos de manifestación y participación por la aplicación de la actual Ordenanza Cívica.

- Los procesos de participación impulsados por el Ayuntamiento han creado desde arriba estructuras que orientan las energías de los ciudadanos a temas inmediatos y pequeños o a grandes promesas; mientras las demandas de las organizaciones van por otro lado y se expresan en otros espacios, desde otras formas y dinámicas organizativas que permiten mantener su autonomía así como su capacidad de incidir y desarrollar propuestas

- Mientras el equipo municipal enfatiza la proximidad, la participación y la relación directa con los ciudadanos con campañas como el llamado proceso participativo del Programa de Actuación Municipal (PAM); impulsa a su vez la represión y exclusión de la participación y control ciudadano mediante la tercerización de las políticas sociales, la privatización de los centros cívicos y el desalojo masivo de los centros sociales okupados. Consideramos que mientras se atente contra la organización social cualquier proceso de consulta a la ciudadanía además de ser costoso, será inútil y sólo puede responder a una operación estética y de control de la ciudadanía.

- Las principales políticas urbanas del Ayuntamiento responden a los intereses de grandes poderes económicos del sector inmobiliario, turístico, de negocios (ferias) y de transporte aumentando la desigualdad, fragmentación y exclusión social. Es inviable un proceso de participación real mientras no haya un replanteamiento radical de dichas políticas; que alteren la actual relación de fuerzas primando el interés público, la redistribución e integración social por encima de los intereses económicos de dichos grupos.

Por tanto, demandamos:

- La revocación inmediata de la actual Ordenança Cívica.

- El reconocimiento de la función social de los centros sociales okupados, el acceso y gestión de centros cívicos por los colectivos y organizaciones barriales, y la recuperación de la gestión pública de las políticas sociales.

- La definición de una verdadera política de participación ciudadana que se construya desde el fortalecimiento de las organizaciones sociales en sus formas de expresión y organización; la defensa de sus derechos tanto de manifestación como de uso y gestión de espacios y bienes públicos y el establecimiento de mecanismos de democracia directa. Entendemos que fomento de la participación va más allá de los canales de relación con la administración, sean o no adecuados.

- El replanteamiento radical del actual modelo de ciudad favorecido por las políticas y planes municipales basado en el crecimiento económico ilimitado por ser insostenible social y ambientalmente, contribuyendo a la generación de desigualdades y desintegración social. Políticas inmediatas frente a la especulación inmobiliaria y moratoria de los Planes urbanísticos en desarrollo hasta que no esté definida una política de participación real demandada en el punto anterior.

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Bicing, vaja un negoci! Aplicar la nova normativa per a bicicletes per eliminar el seu ús i que la gent agafi el bicing. Clink! Pot!

Anònim ha dit...

Sr Hereu, seguramente tanto usted como los demás alcaldes, ministros etc, vivan en unas casas o pisos con su insonorización etc etc... Y seguramente al lado de sus domicilios o no haya obras o lo tengan muy bien insonorizado que así no les pueda molestar. Bien trabajo de noche la lei de ruido es demasiado dura.. Y me pregunto yo? Aqui nadie puede hacer nada? Vivimos en pisos hechos polvo con paredes en las que se oye hasta el que susurra, Y soportando obras a diario, no podría almenos en fin de semana poner una nueva ley que no se sea a partir de las 12 por ejemplo? Gracias a estas "maravillosas" leyes de ruidos llevo 2 semanas sin dormir es genial eh? Luego nos piden rendimiento, y ya estoy al borde de un ataque de nervios, además entre semana tendrían que empezar a las 9, no a las 8 y como todos los ciudadanos creo que tenemos derecho a una pequeña siesta no? Un intervalo de mediodia no va mal no se... Un horario entre semana de 9 o 10 a 2 y de 5 a 8 no lo veo mal... Y en fin de semana de 12 a 2 y de 5 a 8 lo mismo, nose.... Creo que debería reconsiderarlo, ya no se puede ni descansar y aqui nada más concediendo los permisos de obra a todo el mundo, me gustaria que se pusiera en mi lugar y pobrara a dormir una mañana aqui a ver si le sentaría tan bien....

Una ciudadana bastante enfadada