dilluns, 29 de setembre de 2008

"'Días de sal' es un homenaje a la Barceloneta que se acaba"

Baldo se quedó sin trabajo, sin esposa y sin amigos en una semana. La desgracia lo devolvió a su barrio de infancia --la Barceloneta-- y allí le descubrió todo lo que la nostalgia es capaz de hacernos valorar. Cualquiera podría identificarse con el protagonista de Días de sal (Editorial Belacqua), una novela que confronta el triunfo material y la modernidad con valores que las raíces aún guardan.

--¿Baldo es usted?
--No. Baldo tiene algo de mí, mi mirada al barrio, y algo de mi vida, pero podría ser cualquiera.

--Sin embargo, usted vivió 30 años en la Barceloneta. ¿Su novela es un homenaje a su barrio?
--Sí, es un homenaje a un mundo que se acaba. La Barceloneta ha sido siempre ignorada. Y, ahora, ¿de qué le sirven a la abuela del barrio un restaurante en el mercado con una estrella Michelín y chiringuitos clónicos con precios astronómicos? Han anulado los merenderos, ya no hay paellas, ni pescado del barrio.

ENTREVISTA CON ANTONIO G. ITURBE, ESCRITOR Llegir