dissabte, 7 de juny de 2008

Hereu

ARTURO San Agustín
A mí, este alcalde, Jordi Hereu, me cae bien aunque no le perdone algunas cosas. Entre las menores, los grafitos que nos imponen, esa violencia, y las bicicletas asesinas que circulan a toda leche por las aceras, otra violencia. Entre las mayores, ese barrio, ay, la Barceloneta, que sus dos predecesores en el cargo dejaron morir para que la especulación hiciera de las suyas y hoy ya comience a ser un barrio para ricos.
Habló ayer Hereu en Tribuna Barcelona y dijo algo que, como mínimo, consuela. Dijo que él, a la famosa gestión la llama compromiso. La gestión, ya saben, es ese cáncer que ha invadido a casi todos nuestros directivos y cuyo resultado es la simple apariencia y la muerte de la eficiencia. Todo aquel que invoca permanentemente la palabra gestión acostumbra a ser un auténtico inútil.
Diijo el señor alcalde que a él no le gusta marcar paquete. Vale. Quizá por eso le escuchamos menos de lo que deberíamos escucharlo. Tal vez venimos de alcaldes espectaculares y bailadores de samba y hoy necesitamos a un alcalde que de verdad conozca la realidad de todos los barrios de la ciudad. Tal vez por eso algunos críticos le reprochan a este alcalde que no nos muestre alguna zanahoria. Porque eso son ciertos inventos: simples zanahorias. Yo, francamente, agradezco que Hereu vaya por BCN sin excesivas zanahorias en los bolsillos. La zanahoria es consustancial con el político, pero yo quiero solo las justas. El ser humano se compone de cuerpo, alma y zanahoria. De acuerdo. Pero en Barcelona hemos comido demasiadas zanahorias durante los últimos años.
El alcalde también dijo ayer, varias veces, que una Catalunya fuerte solo existirá si existe una Barcelona fuerte, es decir, que nos hemos de convencer de que Barcelona es la capital de Catalunya. Y eso fue lo que más me gustó de su intervención. Y me gustó porque ese es uno de los grandes problemas que tenemos.
Debería hacerse más visible, alcalde. Le conviene a usted y conviene a la ciudadanía. El alcalde de Barcelona ha de marcar paquete. No todos los días, pero sí los lunes y los jueves. Por ejemplo. Su tío Peret me daría la razón.

EL PIANISTA DEL MAJESTIC publicat en el Periódico de Catalunya

2 comentaris:

eva ha dit...

Ni Hereu ni sus predecesores se han ocupado de conservar las identidades de los barrios , si de convertir Bcn en una ciudad de diseño, a veces bien hecho otras cargandose el "caliu " de los lugares .El Sr Areu no marca paquete porque no lo tiene , tampoco alma y si , por lo menos tiene cuerpo.
El s.r alcalde y sus complices permiten y promocionan verdaderas barbaridades en nuestra ciudad ,entre las muchas la de "el plan de los ascensores" en el barrio de la Barceloneta, que va a mandar al barrio al suicidio moral y estructural.Alguien que permite esto en nuestra ciudad nunca puede ser un buen alcalde para nosotros.Y por favor basta ya de arquitectos y diseñadores de "pacotilla " no nos lo merecemos.

Anònim ha dit...

Al igual que afirma Eva, creo que ya no tiene excusa este hombre. Puede que no sea tan descarado como sus predecesores, pero los hechos le delatan. Quizá tenga cargo de conciencia y de ahí la campaña actual de la bcn de los barrios. O sea una estrategia más para seguir atrayendo al turismo.