dilluns, 2 de juny de 2008

BCN WEEK (AGOSTO 2007)

LA FATXA: LA INVASIÓN CONTINÚA (ISOLDA DOSRIUS DÉULAFEU)

V.E.I
VÍCTIMA
ESPECULACIÓN
INMOBILIARIA

Nicolau, querido, ¿te gusta mi artículo de esta semana? La invasión continúa...camuflada bajo la ciudad, bajo las voces. Todo el mundo dice que aquí sólo hablamos catalán. Que aquí, si tú hablas español, te contestamos hablando catalán. Que aquí es muy difícil aprender español.

Esto no es verdad. Somos educados. Si tú hablas español, hablaremos español, especialmente en BCN ciudad. Pero el problema es otro: la invasión continúa...y tus ojos no están preparados para verla porque la invasión es espabilada. Escuchadme: el problema no es el español. No necesitamos proteger al catalán contra el castellano, no necesitamos más leyes para esto.

La invasión continúa...y nadie está haciendo algo para remediarlo. Sólo soy la única que puede detectar al nuevo invasor. Y ya está aquí. Me pregunto, ¿dónde está la administración? La que nos recomienda no fumar. La que nos vigila. La que se gasta una pasta para identificar a los malos conductores. Por favor, autoridades, pasad un poco más de tiempo protegiéndonos ante el invasor real. Él es el "Señor Inglés". Cuando pido un té, ahí está en el sobre. Cuando leo un libro de negocios, leo palabras extranjeras, palabras que para mí son intrusas: design and quality, key account, workshop, stock, just in time...Wow! Training, learning, renting, leasing, lean manufacturing, managing,... ¡La fórmula mágica del -ING! ¿Acaso no tenemos palabras para poder describir estas acciones? Nooo, el escritor queda más "chic", más internacional, más moderno si escribe algunas palabras clave en inglés.

Orgullo, arrogancia y elitismo juntos.

La invasión continúa... cuando compro ropa, ésta está siempre -o casi- decorada con palabras en inglés. Lo mismo con la ropa de niños/as. Nuestros niños aprenderán inglés antes que catalán o castellano: Fun with colors, farm animals are my friends and they are very funny! My Teddy bear! Wow!

Impresionantes palabras. Si las traducimos incluso pueden sonar estúpidas. No me gusta que digan que es mejor que los niños/as aprendan inglés puesto que será el idioma del futuro, de internet. Autoridades, por favor, pongan en un rótulo bien grande: Peligro, nuestra cultura está desapareciendo. Usar el inglés es perjudicial para su salud.

No expongáis a vuestros hijos/as al inglés. Usar el inglés durante el embarazo es dañino para vuestros bebés. No matéis al catalán. La invasión continúa... aunque el 70% de los españoles no hablen y no entiendan -¡por supuesto!- la lengua de Shakespeare.